El circuito Ricardo Tormo de Cheste reunió a más de 200.000 personas durante el fin de semana

Ni siquiera la caprichosa lluvia, amenazante todo el fin de semana, disuadió a la gente de pasarse por Cheste para contemplar en directo uno de los acontecimientos deportivos del año: el Gran Premio de Motociclismo de la Comunidad Valenciana, disputado el viernes, sábado y domingo en el circuito Ricardo Tormo. Un total de 34.906 aficionados acudieron a los entrenamientos del viernes; 57.112 a los del sábado, y 120.289 a las carreras de ayer, según fuentes del circuito. En total, 212.307 espectadores presenciaron en directo las pruebas de este Gran Premio del Mundial de Motociclismo que se disputa por tercer año consecutivo en esta localidad valenciana. Los beneficios económicos que el Gran Premio ha dejado en la zona son de unos 10.000 millones de pesetas, entre hoteles, restaurantes y demás servicios, según fuentes de la organización. La llegada de aficionados al recinto ayer por la mañana resultó bastante fluida, tal y como sucedió el pasado año. Los accesos han mejorado mucho respecto al primer año, que fue un desastre. Sí hubo retenciones considerables por la tarde, al finalizar el Gran Premio, en la autovía A-3, debido a un pequeño accidente sin consecuencias graves. Durante el fin de semana, dos motoristas resultaron muertos y tres heridos en varios accidentes producidos cuando se dirigían al circuito.

La lluvia, pues, no fue un obstáculo insalvable. Tan solo causó inconvenientes: la suspensión temporal de la prueba de 250cc y el retraso de un cuarto de hora en el comienzo de la carrera de 500cc. En esta última prueba, eso sí, los pilotos corrieron menos de lo habitual: las caídas se sucedieron a causa de la inestabilidad de la calzada. El circuito de Cheste es considerado 'una ratonera' por algunos pilotos, por la gran cantidad de curvas que figuran en sus cuatro kilómetros de longitud.

El equipo valenciano del ex campeón del mundo Jorge Martínez Aspar, el Team Aspar, disfrutó de una jornada de éxito. Su piloto Fonsi Nieto fue tercero en 250cc y subió por primera vez al podio en toda su carrera. El castellonense Àlex Debón, también del Team Aspar, fue noveno en esta prueba pese a haber sufrido una caída. En 125cc, el jovencísimo piloto ilicitano Ángel Rodrígez, de 16 años, llegó en la posición 15ª.

El presidente de la Generalitat valenciana, Eduardo Zaplana, asistió ayer al circuito y aseguró que el trazado valenciano se ha confirmado como uno de 'los más importantes del mundo'. 'Son tres años solamente los que estamos funcionando, pero los pilotos están encantados y el ambiente es excepcional', declaró.

Salida de vehículos del circuito de Cheste en dirección a Valencia, ayer, al término de las pruebas del mundial de motociclismo.
Salida de vehículos del circuito de Cheste en dirección a Valencia, ayer, al término de las pruebas del mundial de motociclismo.JOSÉ JORDÁN

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 23 de septiembre de 2001.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50