Los viajeros afectados presionan a Asuntos Exteriores para que el regreso sea inmediato y en grupo

El grupo de 56 turistas españoles, la mayoría alicantinos, que desde el sábado permanecen retenidos en la ciudad china de Shanghai, sigue negociando su regreso a España con las autoridades del país oriental, en concreto con el Ministerio de Turismo de la Repúbica Popular China. El vicecónsul español en Shanghai, Ignacio Romero, intentó, sin éxito, durante la jornada de ayer que el Gobierno de este país asumiera el error de la agencia oriental Sin-Hua Travel Services, compañía que trasladó a los pasajeros a un aeropuerto equivocado, lo que originó la pérdida del avión. Los responsables de la citada agencia niegan la falta de su empleado y rechazan pagar los costes de regreso del grupo, cantidad que asciende a 22 millones de pesetas (400.000 pesetas por persona). Enrique Chipont, uno de los 52 alicantinos que permane bloqueado a la vista de futuras negociaciones, comentó ayer que las reuniones entre el vicecónsul español y la autoridades chinas están siendo 'duras' . Romero explicó que una de las posibles soluciones es compartir los gastos del vuelo de vuelta entre la agencia china y afectados. Al cierre de esta edición, las partes seguían negociando sin haber alcanzado una solución definitiva.El objetivo principal de la negociación que mantienen los viajeros retenidos en China con las autoridades locales y los diplomáticos españoles es que el viaje de vuelta sea 'inmediato y en grupo', precisó Enrique Chipont, uno de los turistas afectados.

Por este motivo el grupo ha rechazado inicialmente la oferta de la compañía aérea China Eastern Airlines que, a través de la agencia Viajes Iberia, ayer se comprometió a repatriar 'de forma gratuita' a los 56 turistas que permanecendesde el sábado bloqueados Shanghai. Weicheng Yan, responsable de la compañía en Madrid, tras una reunión con la embajada china en España ha ordenado 'la recolocación de los españoles' en las plazas vacantes de sus próximos vuelos, según señala la portavoz de la compañía. Esta operación se efectuará 'en los próximos días y en pequeños grupos', explicó la misma fuente. Los vuelos desde la ciudad de Shanghai hasta el aeropuerto madrileño de Barajas se realiza dos veces a la semana, martes y sábados, hecho que descarta la posibilidad de trasladar en esta semana a todos los integrantes del grupo retenidos.

Por otra parte, China Eastern Airlines culpó a la agencia compatriota Sin-Hua Travel Services de la pérdida del vuelo sufrido por los españoles. 'Es un grave error que el guía chino les llevara a un aeropuerto donde sólo parten vuelos nacionales' indicó a misma fuente, al tiempo que aseguró que Sin-Hua, la agencia con la que los españoles contrataron un viaje de 13 días por la República China, 'es bastante conocida en el país'.

La Oficina Nacional de Turismo de China en España también responsabilizó a la agencia de viajes de la situación en la que permanecen actualmente los españoles y recomendó que los españoles contraten directamente con mayoristas nacionales.

En el mismo sentido se pronunció la Asociación Provincial Alicantina de Agencias de Viajes 'Aconsejamos que las personas se dirijan a una agencia de viajes legalmente constituida cn el fin de poder contar con todas las garantías de la ley española', recoge un comunicado de la asociación. Chipont explicó que el grupo 'confió la contratación del viaje a uno de los integrantes que trataba habitualmente con esta agencia'.

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS