Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ESCAPADA TRÁGICA

'No podemos tomar medidas carcelarias'

El viceconsejero de Servicios Sociales, José María Alonso Seco, hizo ayer hincapié en que el régimen semiabierto en un reformatorio 'supone siempre un riesgo porque el chico al que se autoriza salir puede no regresar'. 'Pero', apostilló, 'creo que merece la pena ese riesgo si rehabilitamos a estos muchachos'. 'La nueva Ley Penal del Menor [vigente desde el 13 de enero] ha sustituido un sistema carcelario por otro educativo, y eso es un reto. Tenemos que extremar el cuidado pero no podemos adoptar con estos chicos medidas carcelarias de seguridad', añadió.

El viceconsejero, el coordinador del IMMF para los reformatorios, Victor García, y el director de Altamira, Javier Suárez, acudieron ayer al hospital Doce de Octubre a visitar a los tres chavales ingresados y a sus familias. 'Los padres no nos echan la culpa de lo ocurrido; les hemos encontrado, dentro de la gravedad, con una actitud muy equilibrada', matizó el viceconsejero, quien agregó que, a pesar de que cada instancia tiene su responsabilidad sobre estos menores, la Comunidad afrontaría cualquier demanda al respecto, si ésta se produjera. Alonso añadió que todos los detalles están ya a disposición de la Fiscalía de Menores, que está investigando lo ocurrido.

El defensor del Menor, Javier Urra, también visitó a los cinco chicos heridos en el accidente y a la familia del fallecido. 'Ésta no es una historia de mala suerte sino una suma de las pequeñas historias de cada uno de estos muchachos, en general chavales que están en una situación de riesgo por la difícil situación de sus familias. La mayoría son hijos de mujeres que tienen que sacar adelante ellas solas a su descendencia, sin una figura paterna. Son chavales majos, casi unos niños, que no han encontrado su hueco en la escuela, y varios han pasado ya por centros de reforma o para menores con trastornos de conducta', explicó.

Sin culpables

'No creo que se puedan buscar culpables de lo ocurrido, porque en un centro semiabierto lo normal y lo educativo es que los chavales salgan con sus monitores al cine o a la piscina', concluyó Urra.

Elena Vázquez, diputada regional del PSOE, tampoco quiso cargar las tintas con lo ocurrido. 'Si, como explica el IMMF, estos chicos habían salido ya antes de permiso sin problemas, cabe concluir que este terrible accidente forma parte de los riesgos que se corren con un régimen como el semiabierto, que es absolutamente necesario. No podemos tener recluidos a los chicos sin darles alternativas', aseguró.

El reformatorio no ostenta la tutela de estos chavales, que recae en sus padres. Lo que sí debe hacer, además de seguir con ellos un plan educativo, es informar al juez y al fiscal de su evolución.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 24 de agosto de 2001