Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA LIDIA

Eduardo Dávila Miura se recupera

El diestro Eduardo Dávila Miura se recupera de la grave cornada que le infirió anteayer el primer toro de Cebada Gago. Cornada calificada por los médicos como inciso-contusa en región inguinal izquierda, de 10 centímetros de profundidad hacia arriba y cuatro hacia abajo, sin lesión vascular.

Puestos al habla con el torero, nos ha indicado que pasó la noche relativamente bien y que ayer no tuvo fiebre.

Como quiera que ayer le visitó el presidente de la plaza de toros de Vista Alegre, para interesarse por su cogida, el torero le recordó que podía haberle concedido una oreja, puesto que parte del público la pidió. Consciente de la repercusión que para el torero supone cortar una oreja en Bilbao, Dávila Miura llegó a decirle al presidente que le había faltado sensibilidad para comprender la situación. Era su punto de vista, naturalmente.

Pero el torero quiso hacer hincapié en que si buena parte del público no llegó a sacar más pañuelos, tal vez se debía a que la situación les pilló de sorpresa y asustados por la sensación de tragedia que corrió por la plaza.

A tenor de lo expresado por el espada, todo hace ver que le duele más esa oreja no concedida que el dolor de la cogida misma.

De otro lado, y en referencia a la actuación de El Juli en la corrida de mañana con toros de Victorino Martín, alternando con El Califa y Miguel Abellán, aseguran desde la junta administrativa que se da por hecha su asistencia.

Mas si no fuera posible al final de todo, desde las mismas fuentes aseveran que sería Enrique Ponce quien le sustituyera.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 21 de agosto de 2001