Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Telefónica recurrirá las nuevas tarifas que pagan sus rivales por usar su red

La CMT reduce los precios de interconexión más de un 25% de media

La aprobación de la nueva Oferta de Interconexión de Referencia (OIR) que regirá en los próximos 12 meses ha vuelto a demostrar el nivel de enfrentamiento entre Telefónica y el resto de sus competidores, que ni siquiera se ponen de acuerdo en la cuantía de la rebaja que ha acordado la CMT.

Telefónica de España, que estaba dispuesta a asumir una rebaja máxima del 10%, evalúa el impacto que tendrán los recortes de precios acordados por la CMT en un 30%. Las estimaciones de los rivales del antiguo monopolio son más modestas, y cifran la bajada en un 25%, inferior al 40% que reclamaban.

La CMT, que ya había advertido que iba a emplear la OIR como un instrumento para aumentar la competencia, ha aceptado también una de las demandas históricas de los compañías telefónicas entrantes: la posibilidad de acogerse a un modelo de alquiler por capacidad pagando un precio fijo mensual, en lugar del actual, en el que se abona el tiempo de uso de la red.

Los operadores pedían la adopción de esta medida para combatir los planes especiales de descuentos de Telefónica (Europa 15 para llamadas a la UE; País 30 para interprovinciales o Plan Hello para internacionales, entre otros), cuyo éxito comercial les estaba dejando sin mercado, ya que no podían ofrecer a sus clientes planes similares al estar sus precios por debajo de las tarifas de interconexión.

Asimismo, la CMT ha aplicado mayores bajadas en los horarios reducidos (de ocho de la tarde a ocho de la mañana del día siguiente), en los que se concentran más llamadas del mercado residencial, con el fin de propiciar que los operadores, a su vez, reduzcan los precios que le cobran a sus abonados. No todo han sido rebajas. El regulador también ha querido castigar a los operadores que se limitan a actuar como revendedores y que no tienen red, subiendo las tarifas que más les afectan (tránsito doble en horario normal).

Como ya hizo recientemente con el acceso rápido a Internet a través del ADSL, la compañía que preside César Alierta acogió muy críticamente la decisión de la CMT y anunció que recurrirá las nuevas tarifas. La compañía argumenta que convierten la interconexión en un servicio deficitario. Telefónica ya recurrió las tarifas de 1998 ante la Audiencia Nacional con el mismo argumento. Muy diferente fue la reacción de sus competidores y, en particular, la de los tres que más cuota de mercado le han arrancado (Retevisión, Uni2 y Jazztel).

Todos ellos coincidieron en que, aunque la OIR no colma sus demandas, sí propiciará una 'situación más justa y equilibrada', ayudando a equiparar el mercado español de la telefonía con el de otros países, en los que el antiguo monopolio ha perdido mucha mayor cuota que Telefónica, que sigue acaparando el 91,7% de los ingresos totales, dos años y medio después de la liberalización.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 11 de agosto de 2001