Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA LIDIA

Ausencias de Esplá y José Tomás en la Feria de Julio de Valencia

Otra vez. Feria que empieza, feria en la que José Tomás se excusa. Y en esta ocasión la culpa no es de la televisión. La cita de julio en Valencia sólo tiene una tarde contratada con Canal+ y está en negociaciones para otra retransmisión con la cadena autonómica. ¿Por qué la ausencia entonces? 'La respuesta del apoderado ha sido que el torero tiene el cupo cubierto. No lo entendemos. Creo que el cupo tendría que ser llenado con plazas de primera y luego las demás, y no al revés', comenta el empresario Roberto Espinosa.

El otro nombre notable ausente, apoderado antes por el propio Espinosa, es el alicantino Luis Francisco Esplá. 'Nunca jamás contrataré en una plaza que yo gestione a nadie apoderado por Emilio Miranda', afirma el empresario. 'Lo siento por el torero, al que quiero, respeto y admiro, pero ese señor ha hecho demasiado daño a la afición de Valencia'. Las pugnas vienen desde que Miranda llevase a los tribunales la adjudicación de la plaza valenciana a Espinosa.

La feria empieza hoy con una novillada dd promoción y se extiende hasta el 26 de julio. En medio, dos novilladas más, cinco corridas de toros y una de rejoneo. Sólo El Califa torea dos tardes. Los demás (El Juli, Ponce, Morante...), una cada uno.

Sin embargo, la Feria de Julio se sitúa en el centro de atención por dos motivos algo ajenos a las artes de Cúchares: la posible huelga en protesta por la orden de Sanidad sobre el mal de las vacas locas y además es el último año en el que Espinosa dirige los designios del coso valenciano. 'Todavía no hemos decidido si nos presentaremos otra vez', afirma Espinosa, que renunció a la prórroga para dirigir la plaza por considerar que las condiciones iniciales habían cambiado. 'Sobre todo, y por influencia de la televisión, lo que se ha modificado es el salario de las primeras figuras. Que ha subido mucho y de forma ajena a la pobre evolución de los precios de las entradas en taquilla. Si cambia el pliego de condiciones, estudiaremos volver', concluye. De momento, presenta sus datos: 'Recogimos la plaza con 700 abonados a la Feria de Julio y la dejamos con 3.500. En Fallas, muchos más. Nadie nos puede acusar de haberlo hecho mal'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 17 de julio de 2001