Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El congresista se resiste al detector de mentiras en el caso de la becaria

El congresista californiano Gary Condit informó ayer, a través de su abogado, de que se niega a someterse al detector de mentiras en el caso de la desaparición de la becaria Chandra Levy, con la que el viernes reconoció haber sostenido relaciones sentimentales y sexuales. Poco antes, los padres de Levy habían solicitado a Condit que aceptara ser interrogado por la policía con un detector de mentiras.

Los padres de Levy declararon que no están convencidos de que Condit haya cooperado plenamente con la policía en los tres interrogatorios a los que ha sido sometido. Tras afirmar en los dos primeros que sólo tenía 'una buena amistad' con la joven, el congresista reconoció en el último que esa relación había alcanzando un nivel 'romántico'.

Pero Abbe Lowell, el abogado reclutado para este caso por el político demócrata, contestó: 'Ha llegado el momento de centrarse menos en el congresista Condit y más en las otras 99 personas que la policía ha interrogado en relación con la desaparición de Chandra'. Condit ha entrado en la ambigua categoría de 'persona no sospechosa'. Pero los tabloides publicaban ayer historias que afirman que la policía trabaja con la hipótesis de que Chandra Levy murió en la cama del congresista y alguien hizo desaparecer su cadáver.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 10 de julio de 2001