Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El equipo de 'Al filo' intenta dar la vuelta al mundo en monomotor

Con el material filmado se harán dos reportajes

Las inmensas planicies del desierto tunecino, los lugares más desconocidos de la costa griega, la Biblioteca de Alejandría, los volcanes de Islandia, los paisajes helados e inhóspitos de los glaciares de Groenlandia, las aguas profundas de Japón, serán algunos de los lugares que recorrerá esta nueva expedición de Al filo de lo imposible. El equipo también abordará otro reto: narrar la historia deportiva y de aventura del piloto Miguel Ángel Gordillo, constructor del avión, en su recorrido por todo el mundo. Gordillo, además, intentará batir el récord de velocidad punto a punto (récord FAI, Federación Aeronáutica Internacional).

El avión partió ayer, 19 de junio, a las 12.00, de Salamanca hasta el aeródromo de Cuatro Vientos, en Madrid, y desde allí voló hasta la Academia General del Aire, en San Javier, Murcia, desde donde despegó, escoltado por aviones militares, para emprender la expedición hasta Manila. Desde la capital de Filipinas comenzará la aventura de dar la vuelta al mundo en monomotor.

Al filo también ofrecerá en estos nuevos documentales una mirada histórica y homenajeará a la primera escuadrilla de pilotos españoles, compuesta por Loriga y Gallarza -que en 1933 hicieron un vuelo similar desde Madrid hasta Manila-, con motivo del 75º aniversario de los grandes vuelos en España, de los que nuestro país fue pionero.

Miguel Ángel Gordillo volará durante ocho horas al día, recorriendo algunos de los lugares más inhóspitos del planeta, realizando 25 escalas, de otras ocho horas, en un recorrido que durará 49 días. Todo ello será filmado por el cámara de Al filo Víctor Jiménez desde un avión que volará en paralelo. El piloto alcanzará los 130 nudos (240 kilómetros / hora) en un avión con una autonomía de vuelo de 27 horas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 20 de junio de 2001