Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
UNIVERSIDAD

Ordóñez solicita una reunión con Zaplana para restablecer las relaciones institucionales

Arropado por los ex rectores Antonio Gil Olcina y Ramón Martín Mateo, y con el apoyo de Andrés Pedreño, (ausente por enfermedad familiar) y de decenas de profesores, en un acto 'estrictamente académico', Salvador Ordóñez y su nuevo equipo de gobierno juraron ayer el cargo.

En su primera comparecencia pública ante los medios de comunicación, el nuevo rector reconoció que nada más salir su nombramiento publicado en el Diari Oficial de la Generalitat, el jueves pasado, remitió por escrito una petición formal de entrevista con el presidente de la Generalitat, Eduardo Zaplana. El objetivo del encuentro será 'reestablecer el diálogo institucional y buscar soluciones a algunos de los problemas actuales', explicó.

Las relaciones entre el Consell, que preside Eduardo Zaplana, del PP, y la Universidad de Alicante se enfriaron desde el momento en el que el ex rector Andrés Pedreño, en octubre de 1996, no cedió la presidencia a Zaplana en la inauguración del curso académico. Este gesto de defensa de la autonomía universitaria se producía después de que la Generalitat segregara por decreto la Facultad de Medicina y otros estudios, para crear la Universidad Miguel Hernández. Aquel desencuentro abrió una etapa de tensiones entre la Universidad y el Consell que alcanzaron su cénit cuando Andrés Pedreño dimitió en el mes de diciembre pasado ante el bloqueo administrativo al protecto de Parque Científico (Medpark).

En la actualidad, las cosas han cambiado, y el principal objetivo es restablecer y normalizar las relaciones institucionales. Con un equipo de gobierno renovado en un 70%, Salvador Ordóñez plantea como principales necesidades garantizar financiación, buscar otras fuentes para la investigación, y abordar los posibles planes de ampliación del campus actual.

Ordóñez, elegido por abrumadora mayoría el pasado 11 de mayo (por 186 votos de los 251 claustrales), reiteró su firme compromiso de establecer 'un diálogo fluido con las administraciones públicas' para que los 'proyectos lleguen a buen puerto', dijo al auditorio.

El nuevo rector anunció, por otro lado, la inmediata convocatoria de un Claustro General, en el que se elegirá la nueva junta de gobierno, y el organismo se pronunciará sobre la reforma de la Ley de Universidades que impulsa el PP. 'Desgraciadamente, no podremos pronunciarnos antes de que llegue al Consejo de Universidades [el 21 de junio], pero en el trámite parlamentario los diputados conocerán la postura del claustro de esta Universidad', anunció Ordóñez.

En cuanto a los aspectos docentes, el nuevo rector apuntó la necesidad de estudiar los futuros títulos que se impartirán en la Universidad, abogó por incrementar la captación de recursos para la investigación básica y aplicada, y avanzó que uno de los principales objetivos de este mandato será acometer una reestructuración administrativa de la Universidad para 'hacerla más sencilla, eficiente y simple', explicó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 16 de junio de 2001