Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos muertos y un herido grave rescatados bajo los escombros de un edificio derrumbado en Olot

Con el resultado final de dos muertos y un herido grave terminó, en la pasada madrugada, el rescate de los sepultados bajo los escombros de un edificio de cuatro plantas situado en el número 13 de la calle Major de Olot (Garrotxa) que se desplomó súbitamente ayer por la tarde. Los equipos de rescate encontraron primero con vida a Josep Maria Bisbe, propietario del inmueble que a la vez regenta la tienda de frutos secos de la planta baja, que fue trasladado al hospital Josep Trueta de Girona. Los otros dos sepultados, Francesca Gurb, de 73 años y esposa del anterior, y el albañil José Mejías de 56 años, fueron restacados horas después ya sin vida.

El derrumbamiento del inmueble, en el que se realizaban tareas de restauración, se produjo poco después de las 18.15 horas. Cedió toda la estructura interior del edificio y quedó en pie únicamente la fachada. El alcalde de la localidad, Lluís Sacrest, explicó que la fachada actuó como contenedor de los escombros. Una de las causas del derrumbe que ayer se barajaban es la posibilidad de que se acumulara un exceso de escombros en la última planta del edificio y que su peso acabara por hacer ceder toda la estructura interior. Parte de las obras que se realizaban en el inmueble, que aparentemente no se encontraba en muy mal estado, se llevaban a cabo en el tejado.

Fuentes municipales aventuraron también la posibilidad de que la abundante lluvia caída horas antes pudiera haber afectado la estructura del edificio. Los escombros acumulados en la planta inferior llegaban a la altura del primer piso. Los equipos de rescate iniciaron las tareas de desescombro a mano sin saber cuántas personas podían estar sepultadas. Intervinieron bomberos, policías municipales, mossos d'esquadra y miembros de la Cruz Roja. En en pleno centro de Olot se vivieron horas de incertidumbre y temor mientras se ignoraba el estado de las personas atrapadas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 25 de mayo de 2001