Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
RAÍCES

La reedición de la obra principal de Rafael Laffón recuerda el dolor de un amor roto por la muerte

Marsai Ediciones ha sido la encargada de editar por tercera vez Vigilia del jazmín (1952), la principal obra del poeta sevillano Rafael Laffón (1895-1978), que ha permanecido casi 30 años agotada (la segunda edición se hizo en 1972).

La directora de la colección Ixbiliah, en la que se ha publicado la obra poética, María de los Reyes Fuentes, explicó que el principal objetivo de esta reedición es que 'puedan leerla las nuevas generaciones, ya que, al estar la obra tanto tiempo agotada, no han tenido la oportunidad de conocerla'.

De este modo, Fuentes espera que la poesía, 'a la que tan poco favorecen libreros, editores e instituciones', vaya adquiriendo cada vez más importancia y que los más jóvenes descubran que 'una obra poética se lee mucho más fácilmente que una novela, ya que es más corta y por ello está más adaptada a la vida ajetreada de la actualidad'.

Con Vigilia del jazmín, el poeta sevillano inicia la última etapa de su trayectoria lírica, en la que, según el profesor de Literatura de la Universidad de Sevilla Miguel Cruz Giraldez, 'se da amplio cauce a la expresión del dolor personal, en clara correspondencia con las corrientes estéticas contemporáneas, encontrándose por primera vez en su obra el verso libre como forma expresiva'.

Hasta esa fecha, Laffón se había centrado en formas y temáticas tradicionales, 'Sevilla, Semana Santa, Feria', pero en esta obra, escrita a raíz de la muerte de su esposa, tomará protagonismo 'el testimonio personal del dolor provocado por el amor roto por la muerte'.

Según Cruz Giraldez, Laffón es considerado 'el poeta de más sólida obra y mundo poético de los de su generación en Sevilla, agrupada en torno a la revista Mediodía, que puede considerarse la Generación del 27 hispalense'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 9 de mayo de 2001