Pedrito torea mañana con un omóplato fracturado

Pedrito de Portugal arriesga mucho mañana en su única tarde en la Feria de Abril. El torero portugués sufrió una fractura en su omóplato derecho el pasado 7 de abril en Olivenza, cuando fue embestido por el primero de los seis toros con los que se anunciaba en el coso extremeño, y aún no se ha recuperado de la lesión.

De hecho, ni siquiera se ha planteado curarse. "Si me hubieran inmovilizado el hombro cuatro o cinco días, habría tardado más de un mes en recuperar la movilidad. Estoy haciendo siete horas diarias de rehabilitación, con el hueso roto, desde el día siguiente a la cogida. Tengo muchos dolores, pero me he probado en el campo y estoy bien para torear", decía ayer el torero desde la carretera, camino de Sevilla.

Pedrito venía de Lisboa acompañado por su apoderado, Fernando Camacho, y por el fisioterapeuta con el que ha trabajado el hombro estas dos semanas, que le acompaña "para hacer rehabilitación hasta el mismo lunes". Una muestra del compromiso que tiene este año con Sevilla. "Es una cita muy importante. Tras la lesión, ni se me ha pasado por la cabeza dejar de venir a la Maestranza. Para mí, esta corrida es como el agua para el ser humano. La necesito. Necesito un triunfo en Sevilla. Después del lunes, a lo mejor paro un mes para curarme del todo", afirmó.

Pepín Liria, compañero de Pedrito en el cartel del lunes, considera esa corrida también como su primer compromiso importante de la temporada. "Es mi tercera corrida. Tengo esperanza de que me salga un toro importante", decía ayer mientras le vestían desde Fortuna (Murcia), donde cumplió su segundo contrato del año.

Liria cree que esta feria es mucho más abierta que las de los últimos años. "Desde que Eduardo Canorea se hizo con la gestión de la empresa, tras la muerte de su padre, Diodoro, ha cambiado el rumbo y ha modificado las líneas de trabajo. Hay más toreros y más competencia entre ellos".

Hoy, corrida de rejones

Pablo Hermoso de Mendoza es el principal atractivo de la corrida de rejones que se celebra esta tarde en Sevilla, en la que compartirá cartel con Fermín Bohórquez y Diego Ventura. El rejoneador navarro apuraba ayer su preparación montando a caballo en su tierra. Tras sus rotundos triunfos en la Maestranza de los dos últimos años, reconoce que "no es fácil mantener el listón", pero confía en "conservar la conexión con el público sevillano".

El jinete, recién llegado de América, donde ha toreado 64 festejos, piensa bajar de ritmo este año tanto en su temporada española como en la americana. "No quiero pasar de 50 corridas ni aquí ni allí. Voy a repartir los contratos durante todo el año. Eso me permitirá estar más fresco durante toda la temporada y disfrutar más de mi profesión y de mi familia", dijo.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción