Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

IU recoge 10.000 firmas contra la subida de la tasa del agua en la Vega granadina

Más de diez mil firmas de apoyo ha logrado recabar Izquierda Unida entre los vecinos de varios pueblos de la Vega de Granada en protesta por la subida del precio del agua -que en algunos casos llega al 200%- realizada por la sociedad Aguasvira, una empresa mixta que abastece a una amplia zona de la provincia granadina. Los diputados Miguel Fernández Almenara y Julio Bernardo entregaron las 10.000 firmas en las oficinas de la sociedad.

Hace unos meses, la gerencia de Aguasvira propuso una subida del agua en los pueblos de Chauchina, Albolote, Maracena, Peligros, Atarfe, Pinos Puente, Fuente Vaqueros, Santa Fe, Colomera y Vegas del Genil, alegando que el abastecimiento del que se había hecho cargo no estaba resultando rentable. Los alcaldes de los pueblos afectados aprobaron tal subida sin llevarla a pleno. IU achacó al desconocimiento de los alcaldes sobre los documentos que recibieron su visto bueno al incremento.

'Las subidas oscilan entre el 50% y el 200%, dependiendo de los pueblos y de los tramos de agua consumidos', explicó ayer Julio Bernardo, quien ya en su día advirtió sobre lo 'desmesurado de la medida'. Bernardo señaló que, hasta ahora, en todos los pueblos se pagaba la misma tarifa por el agua, pero que ahora, dependiendo de la actividad de las depuradoras o de las dificultades que haya en cada localidad, el precio será diferente.

'Así, en algunos pueblos se pagará mucho más que en otros, y se verán realmente afectados cuando la factura sea un 200% mayor que lo que era hasta ahora', indicó Bernardo. El representante de IU en la Diputación de Granada dijo también que en el escrito se hacía hincapié en el hecho que la subida hubiera sido aceptada por los alcaldes solamente, y no por los plenos municipales, a los que legalmente les corresponde este tipo de decisiones. 'La ley', afirmó, 'estipula que esa clase de incrementos debe ser planteada y aprobada por cabildos insulares o plenos municipales, pero no por los alcaldes por sí solos. El agua tiene unas tasas, y está establecido que las tasas las deciden los Ayuntamientos en pleno'.

El escrito solicita que se detenga esa subida y que se deje sin efecto. Izquierda Unida se queja igualmente de que desde que se hizo con las riendas del abastecimiento del agua en la zona de la Vega, Aguasvira ha suprimido todas las oficinas que tenían en los diferentes pueblos para que los vecinos acudieran allí a gestionar sus pagos o exponer sus problemas. 'Nosotros', dijo Julio Bernardo, 'exigimos que vuelvan a ponerse en funcionamiento esas oficinas, y que las consultas dejen de ser telefónicas, como sucede ahora mismo'.Izquierda Unida, igualmente, ha presentado el caso ante el juzgado de lo contencioso-administrativo, al considerar que hay irregularidades.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 11 de abril de 2001