Tapie despide a Javier Clemente

El técnico, destituido en el Marsella, afirma que si le llamara el Athletic 'iría allí de lo que haga falta'

A Javier Clemente, natural de Barakaldo, de 51 años, le han vuelto a despedir del trabajo por tercera vez en dos años: 'Una racha cojonuda'. El Olympique de Marsella prescindió ayer de sus servicios. Su sustituto será Tomislav Ivic, un croata idólatra de la racaneria táctica que dirigió al Atlético. Quedaban cuatro jornadas para la conclusión del campeonato francés. El Marsella ocupaba el puesto 14 y estaba a sólo cinco puntos del descenso. Mal, pero mejor que cuando Clemente tomó el testigo del portugués Braga. Entonces el equipo era el 16º en una competición de 18 equipos.

Aunque las cifras esta vez no se aliaban con Clemente, un fanático de la matemática futbolística, el detonante de su salida de Marsella ha sido la llegada de Bernard Tapie. El que fuera político de maneras populistas y presidente del club marsellés ocupa desde hace una semana el cargo de responsable del área deportiva del club francés.

Más información

A Clemente no le ha gustado el regreso de Tapie: 'Me obligan a irme, quiere intervenir en muchas cosas y yo así no puedo trabajar', dijo ayer a este periódico el técnico vasco. A Tapie no le gusta Clemente: 'No me parece el entrenador idóneo, además no sabe hablar francés'. El diálogo así era imposible, por más que Clemente responda a su teléfono móvil con un sonoro oui. No hacía falta esperar al desenlace del encuentro que perdió el Olympique el domingo en Rennes para saber que Clemente acabaría su breve tour europeo tras su primera reunión con Tapie. Una cita en la que, según Tapie, Clemente se exculpó diciendo que 'los culpables son los jugadores'. El vasco, tranquilo, lo negó, aunque reconoció 'que si el equipo va de pena será por algo, a fin de cuentas los futbolistas son los que juegan'.

Clemente recuperó la piel de nómada que caracteriza al entrenador de club desde su salida en 1998 de la selección. Al habitual tránsito de equipo a equipo de los entrenadores, el ex seleccionador le ha dado una velocidad inercial no tan frecuente. Betis, Real Sociedad y ahora Olympique en menos de dos años. 'Me han tocado equipos de abajo y no he descendido a ninguno', se defiende Clemente.

Ahora suenan tambores que anuncian su regreso a Bilbao como director general deportivo. Y él, entre risas, confesó ayer que 'si me llama el Athletic yo acudo a ejercer de lo que haga falta'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 09 de abril de 2001.

Lo más visto en...

Top 50