Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Maragall consolida su ventaja sobre Mas y le supera en 20 puntos, según una encuesta del PSC

El barómetro sitúa la inmigración como la principal preocupación de los catalanes

El líder del Partit dels Socialistes (PSC), Pasqual Maragall, ha consolidado su ventaja sobre Artur Mas tras el nombramiento de éste como conseller en cap, según una encuesta de Vox Pública encargada por los socialistas. El sondeo, realizado antes de que Jordi Pujol anunciara que no optará a la reelección, sitúa a Maragall 20 puntos por encima de Mas en intención de voto, si bien la diferencia entre el PSC y CiU no llega al 4% si no se menciona el nombre de los candidatos respectivos. La encuesta revela que la inmigración es el asunto que más preocupa a los catalanes.

La encuesta se realizó a través de 600 encuestas telefónicas entre el 28 de febrero y el 2 de marzo de este año, y arroja unos resultados muy similares al barómetro que Vox Pública realizó el pasado noviembre: Maragall dispone de una cómoda ventaja sobre el candidato de CiU, Artur Mas, aunque ésta se reduce considerablemente si se pregunta exclusivamente por los partidos políticos respectivos, al margen de los aspirantes a presidir la Generalitat.

De acuerdo con la encuesta, el PSC, encabezado por Maragall, obtendría entre el 45% y el 46% de los votos, mientras que CiU, con Mas como candidato, recogería entre el 24,5% y el 25,5% de los sufragios. Maragall no sólo consolidaría su ventaja sobre CiU, sino que incluso la aumentaría en dos puntos con respecto al barómetro de noviembre. No obstante, esta comparación resulta complicada porque el sondeo de noviembre presentaba por separado a Convergència Democràtica (CDC) y Unió Democràtica (UDC).

El PP, por su parte, recogería entre el 10,5% y el 11,5% (en 1999 tuvo el 9,5%) si su candidato fuera el ministro de Asuntos Exteriores, Josep Piqué. Esquerra Republicana se mueve entre el 9,5% y el 10,5%, mientras que Iniciativa per Catalunya-Verds alcanzaría entre el 5,5% y el 6,5%.

Los resultados, no obstante, son distintos si únicamente se tienen en cuenta las siglas y se prescinde del candidato, especialmente en la pugna entre el PSC y CiU. En este caso, los socialistas se mantienen por encima de CiU, aunque por muy poco margen: entre el 2,5% y el 3,5%. Todos los partidos, con la única excepción de CiU, obtienen un porcentaje menor por este método que si se incluye el nombre de su candidato, lo cual indica que sus respectivos liderazgos están más consolidados que el de la coalición nacionalista.

La ventaja de Maragall sobre su rival convergente aumenta espectacularmente si se pide a los ciudadanos que escojan entre Maragall y Mas como próximo presidente de la Generalitat: la diferencia es de casi 40 puntos. El 60,4% apuesta por Maragall, mientras que sólo el 21,1% dice preferir al heredero de Pujol.

Tanto el PSC, como Esquerra Republicana (ERC) e Iniciativa per Catalunya-Verds (IC-V) mostraron su satisfacción por los resultados que les otorga la encuesta, si bien los dos últimos relativizaron los datos por tratarse de una encuesta encargada por el PSC. Artur Mas, por su parte, declinó dar su opinión alegando que no suele comentar los sondeos.

Opiniones de Ferrusola

La encuesta elaborada a instancias del PSC revela que los catalanes han situado a la inmigración como su principal preocupación, aunque el trabajo de campo se efectuó coincidiendo con el encierro de inmigrantes. La inmigración es citada por el 32% de los encuestados, cuando tres meses antes únicamente lo hizo el 9,5%. Según la encuesta, el 53% de los ciudadanos esá 'más bien en desacuerdo' con las opiniones sobre inmigración expresadas por Marta Ferrusola; el 35,9% las comparte y el 11,1% evita contestar a esta pregunta.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 10 de abril de 2001