Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crónica:Segunda División

Dani regala al Átletico su quinta victoria seguida (2-0)

Dos tantos del portugués doblegan en el Calderón a un defensivo Badajoz

El Atlético gana en esta segunda vuelta de la Liga como el que cumple un trámite administrativo engorroso, pero obligatorio. Con suficiencia, pero sin concesiones a la estética. Un sello por aquí, un papel por allá, un par de goles de un espléndido Dani y... voilá: la quinta victoria consecutiva de los rojiblancos desde que decidieron tomarse en serio sus posibilidades de ascenso a la Primera División.

Sin embargo, durante la primera media hora del encuentro de ayer el estadio Calderón era un patio de vecindad lleno de globos de colores. De dos colores: el rojo y el blanco. Luque y Hugo Leal eran los chicos habilidosos que nunca sueltan la pelota aunque sus correrías guerrilleras estén condenadas al fracaso. Sus rivales del Badajoz jugaban a lo de siempre, a buscar el empate -llevan 15-, todos atrás, menos David Bauzá, que puso en algún apuro a Sergio. A su vez, Salva ejercía de listillo cazagoles sin suerte y protestón. Lo único que recordaba, en fin, un partido de fútbol de verdad en aquel barullo de patadones y carreras hacia ninguna parte era el público, que llenó otra vez el estadio, el mismo que había tirado los globos, 100.000, antes de que el balón echara a rodar.

ATLÉTICO 2|BADAJOZ 0

Atlético: Sergio; Njegus, Santi, Hibic, Fagiani; Juan Gómez (Carcedo, m. 66), Hugo Leal; Correa, Dani (Aguilera, m. 84), Luque (Roberto, m. 76); y Salva. Badajoz: Baínes; Marín, Mario, Pedro Largo, Ricardo, David Bauzá; Roberto (Quino, m. 46), Jorge Zafra, Xavi Moro (Mantecón, m. 62), Pepín; Leandro (Willy, m. 68). Goles: 1-0. M. 37. Saque largo de banda desde la derecha de Njegus, que peina hacia atrás Salva para que remate al palo Correa y Dani aproveche el rechace para marcar. 2-0. M. 59. Dani, de fuerte disparo desde más allá de la frontal del área que se cuela en la portería tras pasar bajo el cuerpo de Baínes. Árbitro: Javega Jiménez. Amonestó a Njegus, Santi, Jorge Zafra y al técnico del Atlético, Marcos Alonso. Unos 50.000 espectadores en el estadio Calderón. El partido empezó con 15 minutos de retraso.

Eso hasta que Dani, el futbolista con más peso hoy por hoy del Atlético, resolvió una insulsa jugada que comenzó con un saque de banda de Njegus prolongado por Salva en el área. Correa aprovechó para disparar al palo y el portugués recogió el rechace para rematar solo y anotar poco antes del descanso. Antes de ese gol, nada; apenas un tiro ajustado de Correa, que ayer ocupó durante buena parte del partido la banda derecha. Un hábitat incómodo para el uruguayo, que penó sin protagonismo por esa zona extraña para él.

El gol no despertó a los rojiblancos. Tampoco hizo falta. Dani, de nuevo, en una jugada aislada, decidió cerrar el incómodo partido lanzando un disparo durísimo a tres metros de la frontal del área que el cuerpo de Baines, el portero pacense, se tragó, permitiendo que la pelota llegase a su red.

La diferencia de dos goles a favor serenó al Atlético. Así, los últimos 25 minutos permitieron ver algunos detalles de fútbol, como un disparo de Hugo Leal desde la frontal que se marchó alto por poco. O un remate del propio Leal de cabeza, a pase de Correa, que sacó de la escuadra el meta del Badajoz. Algún regate suelto de clase de Dani y alguna carrera para ganar la línea de fondo del recuperado Njegus también sirvieron para amenizar la espera hasta el momento en que el árbitro diese el definitivo y oficial visto bueno al quinto triunfo sucesivo de los rojiblancos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 11 de marzo de 2001