Entrevista:KITI MÁNVER | ACTRIZ

'Almodóvar es la debilidad de muchas de nosotras'

La actriz Kiti Mánver recibirá un Efebo de Antequera, su localidad natal, durante el homenaje que le rendirá el próximo sábado en el Teatro Alvarez Quintero de Sevilla la Asociación de Escritores Cinematográficos de Andalucía (Asecan).

Pregunta. ¿Cuál fue su reacción al conocer que recibiría este homenaje?

Respuesta. Fue una doble ilusión, por el homenaje en sí y por venir del sur. En cine tengo más papeles de actriz de reparto que de protagonista, por eso, que se reconozca una carrera como la mía, es una muestra de que no siempre se ensalzan las trayectorias más luminarias. De todos modos yo conocía la labor de Asecan porque hace dos años estuve en el homenaje a Carlos Saura.

P. ¿Tuvo problemas en sus inicios por su acento?

R. No, porque los evité antes de que surgieran. Mis padres nacieron en Madrid, igual que dos hermanos míos, pero cuando nos instalamos en esta ciudad yo tenía 13 años y recuerdo que mis compañeras de clase se tronchaban al oírme hablar. Cuando empecé a trabajar di clases para quitarme el acento, pero me sale con bastante facilidad cada vez que voy a Andalucía o me mosqueo.

P. En varias películas, sobre todo en las de Almodóvar, ha hecho de andaluza, ¿qué piensa del tratamiento que se da a los andaluces en la televisión?

R. Desgraciadamente se cae en el topicazo. Como nuestro acento es tan atractivo y llamativo, algunos guionistas, directores y actores creen que un personaje cae en comicidad por el simple hecho de transformarlo en andaluz. En algunas ocasiones todo acaba aquí, pero en otros casos se cae además en el prototipo de vago. Sin embargo las andaluzas que he hecho para Pedro son muy especiales, cada una de ellas ha sido muy diferente.

P. ¿Ha cambiado mucho el Pedro Almodóvar que conoció en Pepi, Luci, Bom y otras chicas del montón al actual?

R. Pedro es la debilidad de muchas de nosotras. Ya entonces tenía un punto moderno y nuevo de hacer cine y de trabajar con mucho rigor, algo que muchos directores importantes no tienen. Me gusta porque es muy exigente, no pasa una y no se conforma con la primera toma. Además es absolutamente generoso con nuestro trabajo. Recuerdo que en La flor de mi secreto yo tenía un papel muy pequeño, era quien hablaba con los familiares de un fallecido para pedirles que donaran sus órganos; a pesar de tener una intervención muy breve puso en mis manos unos medios increíbles para que yo pudiera ver bien de cerca el trabajo de estos profesionales.

P. ¿Ha pensado en escribir o dirigir?

R. Para mí escribir es como pintar, no tengo ni idea y parece mentira que tenga hermanos pintores. Alguna vez sí he pensado en dirigir algún corto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 07 de marzo de 2001.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50