Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los vecinos de Sagunto exigen al PP que cumpla sus promesas y se desvíe la N-340

Cientos de saguntinos volvieron ayer a manifestarse en protesta por la demora en el desvío de la N-340 a su paso por la capital del Camp de Morvedre. Fue el sexto miércoles consecutivo que los saguntinos, convocados por una plataforma cívica, integrada por numerosos concejales y diversos agentes sociales, cortaron la concurrida carretera para exigir al PP el cumplimiento de sus promesas y que se libere la autopista A-7 desde Puçol hasta el Pontazgo con el fin de evitar el denso tráfico que diaria e ininterrumpidamente atraviesa la ciudad.

A pesar de que la primera opción del Ministerio de Fomento era hacer un cinturón paralelo a la A-7, finalmente se aceptó la reivindicación ciudadana de liberar un tramo de la autopista. La Consejería de Obras Públicas se comprometió a que el desvío estaría en funcionamiento el pasado verano. Sin embargo, la situación no ha experimentado ningún cambio para escarnio de los ciudadanos, que presenciaron hace unos meses un nuevo accidente mortal Numerosos concejales, incluyendo al alcalde, Silvestre Borrás, del PP, además de sindicalistas y vecinos, participaron en la manifestación en la que quemaron un falla y se volvió a pedir una reunión con el presidente de la Generalitat, Eduardo Zaplana. En caso de que no se convoque próximamente, la plataforma organizará este mes una concentración de protesta frente a la Generalitat.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 1 de marzo de 2001