Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:JUAN JOSÉ BADIOLA | CATEDRÁTICO DE PATOLOGÍA ANIMAL Y EXPERTO EN 'VACAS LOCAS'

'Me han tentado para la política'

Pregunta. ¿Usted qué come?

Respuesta. Yo, lo de siempre:verduras, frutas, pastas...

P. ¿Y vacas?

R. Me gustan todas las carnes. Y como ternera. Yo soy hombre de filete de ternera.

P. ¿Los cerdos, los pollos y los peces están ya contaminados por las harinas?

R. Creo que no. Hasta ahora no se han descrito encefalopatías espongiformes en esas especies.

P. ¿Es el científico de cabecera del Gobierno?

R. No, yo soy simplemente una persona que creo conocer bien estas enfermedades, y una persona conocida en Europa. Pertenezco a una universidad pública, y tengo la obligación de devolver a los ciudadanos lo que con sus impuestos pagan.

P. Pues se ha convertido en la estrella de la vaca loca.

R. Sí. Me da la impresión de que soy un referente en el ámbito de la alimentación, porque me lo dicen por la calle.

P. ¿No se le han subido los priones a la cabeza?

R. Para nada. Los priones afectan al encéfalo, y a mí no me han afectado, por el momento. Aunque [en cierto sentido] no sé si seré la primera víctima de la encefalopatía espongiforme.

P. Dicen que es coqueto, presumido, con afán de notoriedad y muy buen investigador. ¿Le cuadra?

R. No soy yo el más indicado para juzgarme. Se dice que todos los hombres somos un poco vanidosos.

P. Se manifiesta preocupado por la casta de los toros bravos. ¿No somos nadie sin las corridas?

R. A mí me preocupa como español, y creo que la fiesta nacional es un valor tradicional de los españoles. Pero me preocupa sobre todo la salud de los consumidores, y me preocupan los ganaderos, no sólo los de toros, todos.

P. Cuando dice 'el objetivo es la lidia, no la carne', ¿se lo toma por lo patriótico?

R. No, no. Creo, evidentemente, que la fiesta de los toros tiene sentido por la lidia, no por la carne.

P. ¿Peligran los sanfermines?

R. Espero que no. Yo hace dos años que voy asiduamente, y pienso ir en el futuro.

P. ¿Y corre delante de los causantes de su actual insomnio?

R. No, porque no estoy en plena forma física, aunque sí psíquica y mental.

P. Transmiten la enfermedad rumiantes, felinos y visones. Puestos a sacrificar, ¿se van a poner morados los peleteros?

R. En España hay pocos visones. No creo que vayan a aplaudir los peleteros.

P. Cuando oye a Celia Villalobos, ¿se le desata a usted algún impulso?

R. Creo que habla como ministra de Sanidad. Y supongo que cuando habló de los huesos o los caldos lo hizo más como ama de casa que como ministra.

P. ¿Sabría deletrearme Creutzfeldt-Jakob?

R. C, r, e, u, t, z, f, l, d, t...

P. Se ha comido una e.

R. Es posible, porque es una palabra bastante difícil.

P. ¿Cuál es su punto flaco, aparte de la puntualidad?

R. Eso iba a decirle: ése.

P. ¿Es cierto que le tienta la política?

R. Pues, a decir verdad, me han tentado varias veces.

P. ¿Se esperaba un carguito en el gobierno de Marcelino Iglesias?

R. Bueno, se rumoreó que me iba a ofrecer una de las consejerías. Después él no lo consideró oportuno, y se lo agradecí mucho, porque hubiera sido muy difícil poderlo aceptar.

P. ¿Cómo acabará todo esto?

R. No acabará tan fácilmente. Tendremos que aprender a convivir con esta enfermedad durante años.

P. ¿Cree llegado el momento de que nos hagamos vegetarianos?

R. Es una opción muy personal y respetable. Pero no creo que haya que obligar a todo el mundo. La carne es necesaria para la vida.

P. Viajes, focos, galas, ¿es usted la Sara Montiel de la espongiforme?

R. Sí, es así. Siempre me he tomado la vida de una forma muy militante. Aunque yo soy mucho más ocasional que Sara Montiel: ella es una cantante estupenda, a la que aprecio mucho. Lo único que me alegra es que alguna vez la gente se acuerde de que en España también hay investigadores, aunque sean modestos. Que no sólo son célebres los artistas de cine, los cantantes o los futbolistas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 25 de febrero de 2001