Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Segunda División

Cita clave en el Calderón

El Atlético pretende confirmar sus aspiraciones a costa del Betis

Dos formas distintas de supervivencia en Segunda se enfrentan hoy (12.00,Canal +) en un estadio Calderón en el que no cabrá siquiera el aire que respirar: Atlético de Madrid y Betis, el ruido y la calma, el terremoto y la regularidad. El inadaptado Atlético, a nueve puntos del obligado ascenso, y el Betis, que se maneja con soltura en una categoría en la que ya militó durante tres años en esta década y cuya clasificación ha encabezado, en alternancia con el Sevilla, durante buena parte de la temporada.

El equipo rojiblanco que salte al césped será el mismo que ganó al Jaén y el Compostela -una breve racha de dos partidos victoriosos y que, sin embargo, es la más prolongada que ha conseguido en esta campaña-. La única variación será la ausencia del suizo Wicky, con molestias, y el posible regreso de Kiko a la titularidad.

El ilustre jerezano aún tiene un nombre en el fútbol español y a Fernando Vázquez, el entrenador verdiblanco, ese nombre le preocupa. Tanto que quizá plantee una línea de cinco defensas, uno de los cuales, el brasileño Fabão, tendría como misión exclusiva perseguir a Kiko.

Pero los béticos no sólo se preocuparán de cubrirse las espaldas. El bien del gol, el más preciado del fútbol, quedará en manos de Amato. El argentino lleva cuatro partidos consecutivos marcando. Para tratar de ayudarle en esa tarea, Vázquez recupera las bicicletas y los caracoleos de Denilson y el criterio de Joaquín, un joven canterano convocado por primera vez por Iñaki Saez para la selección sub 21. Quien no podrá disfrutar del abarrotado estadio será Capi, sancionado por acumulación de amonestaciones.

'Vamos a ganar, confío plénamente en mis jugadores', dice Marcos. 'El encuentro es más importante para ellos. Nosotros vamos a subir pase lo que pase en este partido', afirma Vázquez. El optimismo de los dos técnicos tiene distinto alcance. Once puntos separan ambas declaraciones.

Otro futbolista importante, el portugués Dani, buscará consolidarse como sucesor de Futre en la devoción de los atléticos. Una devoción que ya no le va a salir gratis al club. Una sentencia de la comisión de arbitraje obliga al Atlético a indemnizar al antiguo club del jugador, el Benfica, con 260 millones de pesetas. Dani rompió unilateralmente su contrato con el cuadro lisboeta.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 25 de febrero de 2001