Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
TEATRO

José Luis Gómez revive a Azaña con un monólogo de historia, arte y política

El presidente de la Segunda República Manuel Azaña (Alcalá de Henares 1880-Montauban, Francia, 1940) renacerá, mañana y el domingo, en el teatro de La Abadía, metido en la piel del actor y director teatral José Luis Gómez. Azaña, una pasión española revive la figura de este político y escritor, 'con emoción pero sin nostalgia ni revanchismo'. Gómez, en solitario, se agarra a la palabra de Azaña (en los textos seleccionados por José María Marco) para invocar la libertad y la democracia como pilares de la sociedad.

La obra sobrevuela sobre tres facetas del protagonista. Primero, su circunstancia vital y política, 'esbozada mediante un autorretrato parcial, algunos grandes textos en los que Azaña se complace en perfilar su personaje público y las alusiones a la opción de gobierno con el PSOE y a las reformas militares', como explica su recreador teatral. Después, florece el tipo que reflexiona sobre la historia de España, con textos referentes a la significación del régimen republicano, el laicismo y la guerra civil. Y, por último, asoma el Azaña que medita sobre el arte y el paisaje españoles.

Para evitar decepciones o acaloramientos inútiles, José Luis Gómez avisa: 'Este espectáculo no pretende ser una reconstrucción histórica ni un juicio de la actuación política de don Manuel Azaña, pues esa tarea corresponde a los historiadores y a los ciudadanos'. Una pasión española ahonda más bien en la persona de Manuel Azaña, como para refrescar la memoria. 'Tal vez no hayan salido aún a la luz todos los testimonios gráficos que la importancia de la figura permitiría esperar, y resulta intrincado localizar algún rastro de su voz', destaca su trasunto teatral. 'A pesar de lo mucho que escribió sobre sí mismo y de la consistencia del sistema en el que se apoyan su acción, su pensamiento y su sensibilidad, ¿existe o existió una personalidad cuajada, cumplida, bajo el nombre de Manuel Azaña?', ironiza el actor. Gómez da, asimismo, explicaciones sobre el título de la obra: 'El núcleo generador de la palabra de Azaña está en la pasión por España, trazo que funde el más puro lirismo con la defensa apasionada de la libertad y la democracia; es ahí donde nosotros nos hemos ido reconociendo como españoles y como hombres del siglo XX'.

Azaña, una pasión española. Teatro de la Abadía (Fernández de los Ríos, 42, metro Quevedo), sábado (21.00) y domingo (20.00). 2.800 pesetas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 16 de febrero de 2001