Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La madre del bebé que pasó seis horas atado a una cama aún no ha aparecido

La policía sigue intentado localizar a la madre del niño de 18 meses que fue hallado el pasado martes en su domicilio del Puente de Vallecas atado a la cama con un cinturón de albornoz. La madre, que, según fuentes policiales, es una ciudadana portuguesa de origen angoleño, se encuentra ya en Madrid, pero anoche seguía en paradero desconocido.

La mujer viajó el pasado domingo a Portugal para asistir al funeral de su padre, y dejó al niño al cuidado de su compañero sentimental, que no ha reconocido al pequeño como su hijo al no estar seguro de haberlo engendrado, según declaró a la policía. Éste dejó, a su vez, al bebé a cargo de un amigo, que fue quien le ató a la cama al tener que marcharse a trabajar. Los vecinos del inmueble situado en el número 40 de la calle de Emilio Raboso alertaron a la Policía Municipal al escuchar al niño, que no paraba de llorar.

El pequeño fue trasladado inmediatamente al hospital del Niño Jesús, donde no se apreciaron signos de malos tratos o abandono. Sólo presentaba malnutrición a causa de la anorexia que padeció la madre durante el periodo de gestación. El niño permanecía ayer en el centro sanitario a la espera de que su madre sea localizada y el fiscal de Menores adopte las medidas oportunas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 16 de febrero de 2001