PASAPORTES BAJO SOSPECHA

Un brasileño usó documentación de un muerto para jugar en España

Gil, un centrocampista del modesto Náutico de Recife brasileño, ha confesado ante el Parlamento de Brasilia haber usado documentos falsos portugueses para entrar a jugar al fútbol en Portugal y posteriormente en España. Gil llegó a España en el verano de 1999 y estuvo probando en el Hércules, en Segunda B, pero fue rechazado, informa Tomás Moya. Entonces se marchó al Lorca, donde jugó hasta el pasado diciembre. Los documentos presentados por el jugador y que acreditaban su condición de comunitario pertenecían a otro muchacho, Jusilan Rodrigues, que, según el fiscal del caso, estaba muerto. Gil fue acompañado en España por Santos Márquez, representante de jugadores y técnicos y actual propietario del Lorca. 'Para mí era un sueño jugar en Europa', dijo, arrepentido, Gil al parlamento brasileño. 'Mi padre está desocupado y mi hermano es deficiente mental'.

Sorprendido se mostró ayer Márquez al ser preguntado al respecto. 'Ni idea', dijo el dueño del Lorca, que también fue representante del seleccionador español José Antonio Camacho. 'Vinieron unos señores de Brasil con el jugador, presentaron unos documentos y la federación los admitió', añadió Márquez, que negó ser el agente del jugador. ¿Y quiénes eran esos señores de Brasil? 'Tendría que mirarlo', agregó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 07 de febrero de 2001.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50