Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:FÚTBOL | La jornada de Liga

El Barça acelera ante el Athletic

Los azulgrana se exigen ganar sus cuatro partidos previos al del Bernabéu

El arreón que precisa el Barça en su carrera por reducir la brecha de ocho puntos abierta por el Real Madrid es inaplazable. La visita del Athletic al Camp Nou (21.00, La 2 y autonómicas) coincide con ese propósito azulgrana de enmienda de empates que le han restado puntos vitales como los obtenidos ante el Celta, el Rayo o el último en Málaga. Se valora en lo que vale esa racha de 16 partidos sin perder -la última vez fue el 19 de noviembre ante el Zaragoza-, pero la exigencia ahora en el vestuario azulgrana es no ceder ni un solo punto en los cuatro partidos (Athletic, Deportivo y Mallorca en el Camp Nou y Racing en Santander) que restan para plantarse en el Bernabéu el 3 de marzo.

El Athletic se ha convertido de un tiempo a esta parte en uno de esos equipos de alto copete (Real Madrid y Deportivo) ante los que el Barça consigue sus mejores prestaciones en el Camp Nou: el equipo vasco ha sufrido 11 derrotas en sus últimas 12 visitas a Barcelona y su único triunfo fue en la temporada 1993-1994 de la mano de Jupp Heynckes. El Athletic llega a Barcelona después de haber sumado siete de los nueve últimos puntos posibles. Es un equipo que todavía no ha logrado ni la consistencia ni la regularidad que desearía su técnico, Txetxu Rojo. Su empate la pasada jornada ante el Deportivo le impidió encaramarse al segundo vagón de la Liga. Todavía no ha logrado el brillo de sus puntales, Julen Guerrero y Etxeberria, y se refugia en el trabajo de conjunto y en la pegada de Urzaiz. Rojo elegirá a Yeste o Alkiza para ocupar el puesto dejado vacante por Javi González, lesionado, en el que se apunta como el único retoque que hará en su equipo respecto al encuentro de San Mamés.

Todos los cálculos del Barça de hacer un pleno sobre doce sufrieron ayer un primer contratiempo: Simão, el azulgrana con más minutos sobre el campo, sufrió una rotura muscular que le tendrá apartado del césped unos 40 días. Por contra, el técnico, Serra Ferrer, recupera a Frank de Boer, baja ante el Espanyol en la Copa por lesión, y a Luis Enrique, que ya ha cumplido su sanción por su expulsión en Mestalla. Rivaldo se ha recuperado a tiempo de la gripe.

'El Athletic es un equipo difícil pero nosotros estamos en buena línea. El Madrid está lejos pero queda aún mucha Liga', reflexionó el brasileño, protagonista esta semana a propósito del trato que deben dispensarle los árbitros. El mallorquín pidió a los colegiados que le protegieran y la respuesta no se hizo esperar. Tras el derby de Copa, Paco Flores, el técnico blanquiazul, acusó al árbitro de trato desigual y culpó además al brasileño de mofarse de sus jugadores. 'Yo no me burlo de nadie', zanjó ayer Rivaldo que entró de lleno en el debate arbitral. 'No quiero que me protejan a mí. Quiero el mismo trato para un jugador de Segunda o Tercera. Lo que quiero es que protejan al fútbol', apuntó el brasileño. Txetxu Rojo, antes de viajar a Barcelona, compartió la misma tesis: 'Me parece bien el rigor arbitral si es para todos y no sólo para las estrellas'. Rivaldo es, con 77 faltas, el quinto futbolista más acosado por los contrarios después de Mendieta (93), Amavisca (89), Tomic (86) y Figo (79). Y el Athletic es el equipo que más faltas comete en la Liga con un promedio de 22 por partido frente a las 19 del Barça, 16 del Madrid o 15 del Oviedo. Curiosamente, Urzaiz es, con 62, el segundo jugador al que más faltas le han señalado, sólo superado por De los Santos, defensa del Málaga.

Consciente del tirón que necesita el Barça, Serra Ferrer apeló ayer al cariño de los socios para vencer al Athletic: 'Los necesitamos para seguir la racha ¿El Madrid? Queda muy lejos y no voy a distraerme en eso'. Tuvo tiempo para algo más: para elogiar a Rivaldo, su mejor aval (12 goles en la Liga) y minimizar el fichaje de Aymar por el Valencia tras estar en la órbita azulgrana el pasado verano. 'Si tengo a Rivaldo, que es el número uno, ¿para que quiero el número dos?'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 3 de febrero de 2001