La venta de Minardi abre el Campeonato del Mundo de F-1 a Fernando Alonso

Paul Stoddart aseguró ayer que el proyecto inicial de la nueva escudería, que a partir de ahora tendrá su sede en Faenza (Italia) y Ledbury (Reino Unido), es potenciar nuevos pilotos. En este sentido, se da por seguro que el español Fernando Alonso pilotará uno de los dos bólidos de Minardi ya en el Gran Premio de Australia, el 4 de marzo. Aunque, eso sí, todo debe ser confirmado en los próximos días.

'No hay nada seguro', se cubrió ayer Adrián Campos, representante del piloto asturiano, de 19 años. 'Estamos a la expectativa de lo que pueda suceder en las próximas horas. Pero está claro que nuestra meta ha sido siempre estar lo más rápidamente posible en el Mundial de F-1'. En 2000 Alonso ganó su primera carrera en la F-3000.

La eficacia de Stoddart quedó fuera de toda duda ayer mismo, cuando el nuevo patrón de la escudería tomó sin pestañear las primeras decisiones. 'Minardi y European van a trabajar conjuntamente. Son dos compañías que se complementan perfectamente y juntos podemos realizar proyectos que ninguno de los dos habría podido desarrollar individualmente', comentó. 'European tiene varias personas con mucha experiencia en el mundo de la F-1, procedentes del ex equipo Tyrrell. Y creo que sólo uniendo fuerzas con el equipo de Faenza podremos lograr que nuestros bólidos estén a punto para tomar la salida en el primer gran premio, el de Australia', añadió.

Stoddart es propietario del European Racing, equipo que compite en la F-3000 y, además, se ocupa, a través de su compañía aérea, del traslado de muchas escuderías de F-1. Sin embargo, lo que ni siquiera él ha podido resolver con sus múltiples influencias ha sido el tema de los motores. Los Minardi seguirán motorizados por los viejos Fondmetal que Ford les cedió hace dos años obligándoles incluso a borrar la marca. Ahora se llamarán European V10. La diferencia más sustancial es que, a diferencia de lo que había estado ocurriendo en los últimos años, habrá un equipo técnico trabajando intesamente para sacar caballos y mejorar el rendimiento de los propulsores.

Uno de los nuevos chasis, ya evolucionado en relación a la pasada temporada, fue recibido en Minardi hace unas semanas. Los otros se están ultimando. Los técnicos de la escudería aseguran que se han mejorado sustancialmente aspectos de seguridad y aerodinámica. Los chasis pasarán a llamarse ahora PS01 (Paul Stoddart 2001).

'Hace ya algunos años que vengo afirmando la necesidad de unirnos a un gran grupo para poder hacer frente a las exigencias cada vez superiores del campeonato de F-1', dijo ayer Gabriele Rumi, tras la venta de Minardi. 'Después de algunos estira y afloja, este acuerdo es la mejor solución para los problemas de la escudería. Felicito al nuevo propietario y al equipo y les auguro un gran futuro'.

En los dos últimos años, Minardi ha cerrado prácticamente todas las parrillas de salida de los grandes premios. Los motores Cosworth, utilizados por Stewart en 1999, no ofrecían grandes posibilidades, y Marc Gené, ahora piloto de pruebas de Williams, lo confesó en muchas ocasiones. Sin embargo, el equipo técnico de la escudería, encabezado por Gustav Brunner, que sigue en él, realizó un trabajo casi milagroso el año pasado, cuando logró reducir en alrededor de dos segundos por vuelta los tiempos de la temporada anterior.

'La mejora lograda fue sustancial e increíble, teniendo en cuenta la evidente falta de medios del equipo', reconoció entonces Gené. Pero los demás también habían evolucionado y aquello no evitó que los Minardi siguieran estando en la cola.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0030, 30 de enero de 2001.

Lo más visto en...

Top 50