El CSD exige al Comité Paralímpico que aclare las acusaciones de fraude

Fernando Martín Vicente, presidente de la Federación de Discapacitados, ha negado las acusaciones de fraude por la presencia de atletas españoles no discapacitados en los Juegos Paralímpicos. "Me consta que en la federación están los certificados de discapacidad de todos ellos", asegura. El secretario de Estado para el Deporte exigió ayer al ejecutivo del Comité Paralímpico que aclare "hasta el último extremo" las "graves" acusaciones.

Fernando Martín Vicente, presidente de la Federación Española de Deportes para Discapacitados Intelectuales (FEDDI), negó ayer categóricamente que ningún atleta no discapacitado representase a España en los pasados Juegos Paralímpicos de Sydney. "Me consta que en la federación están los certificados de discapacidad de todos los seleccionados", afirma Martín Vicente en respuesta al reportaje en el que Carlos Ribagorda, uno de los integrantes de la selección de baloncesto, denuncia que él es uno de los 13 atletas sin minusvalías que ganaron alguna medalla para España en la Paralimpiada.El comité ejecutivo del Comité Paralímpico Español ha convocado una reunión extraordinaria, el lunes a la una de la tarde, para estudiar la denuncia hecha por Ribagorda. Martín Vicente, uno de los vicepresidentes del ejecutivo que preside José María Arroyo, presidente de la ONCE, ha confirmado su asistencia.

La repercusión del escándalo es tal que el secretario de Estado para el Deporte, Juan Antonio Gómez-Angulo, ha solicitado al Comité Paralímpico la "remisión inmediata" del informe que elabore sobre la denuncia. "La acusación es grave (...) y debe ser aclarada hasta el último extremo y con todas sus consecuencias", conmina Gómez-Angulo.

En Budapest, donde asiste a una reunión de la Federación Internacional, que también preside, Martín Vicente ha asegurado: "Se va a aclarar todo para bien o para mal. Si hay alguien que tiene que pagar las consecuencias las pagará, yo el primero; pero no debemos adelantar acontecimientos. El lunes estudiaremos el asunto y tomaremos las medidas que haya que tomar. Si hubiera algo irregular yo sería el primero en denunciarlo".

Martín Vicente, no obstante, está convencido de que la FEDDI no ha cometido ningún fraude. "Todos los atletas pasan unas pruebas médicas, psicológicas y sociológicas ante unos expertos médicos que acreditan su discapacidad. Esas pruebas pasan al director técnico [que en el caso del baloncesto es el propio seleccionador, Eduardo García], luego a la federación española y, por último, a la internacional. En los Juegos, además, hay un comité de elegibilidad compuesto por tres personas que es el encargado de dar el visto bueno a todos los atletas. Nadie ha puesto en duda en ningún momento ni ha denunciado a ningún atleta español", explica Martín Vicente.

Entre otras irregularidades, Ribagorda denuncia en su reportaje que las únicas pruebas que se le hicieron para formar parte de la selección de baloncesto para discapacitados intelectuales fueron cuatro flexiones y la toma del pulso. "Si eso es así, ¿por qué no lo denunció en Sydney? Mayor repercusión no podría haber encontrado", esgrime Martín Vicente.

Según el máximo responsable de la FEDDI, "todo el problema en este asunto puede estar en la diferencia entre lo que se considera un discapacitado intelectual a efectos administrativos [en España, cualquier persona por debajo de 70 de cociente intelectual] y deportivos [consideración en la que el límite sube hasta 85]". Martín Vicente adelantó ayer que, para evitar nuevos problemas, la federación internacional "va a bajar" ese límite en su próxima asamblea general, que se celebrará en marzo en México.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción