Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Simancas suma apoyos en la FSM con la renuncia del renovador Carmona

El candidato guerrista a secretario general de la Federación Socialista Madrileña (FSM), Rafael Simancas, recibió ayer un nuevo espaldarazo a dos días del comienzo del congreso en el que se elegirá al nuevo líder del socialismo en Madrid. Uno de sus tres rivales, el diputado regional y declarado renovador Antonio Carmona, retiró su candidatura y se sumó al "proyecto" de Simancas, una decisión idéntica a la que el pasado martes tomara otro de los aspirantes, el portavoz socialista en la Asamblea madrileña, Pedro Sabando.En su tercera rueda de prensa esta semana -el lunes compareció en solitario, y el martes, arropado por Sabando-, Simancas, esta vez acompañado por Carmona, agradeció su gesto al diputado y resaltó que su candidatura "adquiere así definitivamente el perfil de mayoría plural" que perseguía. "Se va aclarando el panorama, aunque continuamos buscando acuerdos", afirmó, en referencia al hecho de que el número de aspirantes se ha reducido en los últimos días de cinco a tres.

Rafael Simancas, concejal del PSOE en el Ayuntamiento de Madrid, aseguró que la adhesión de Antonio Carmona a su candidatura es el "fruto lógico de la sintonía existente en los proyectos y los talantes" de ambos políticos, el primero adscrito a la corriente guerrista de la FSM y el segundo perteneciente a la renovación más clásica o leguinista.

En esa coincidencia programática abundó Carmona, quien destacó además la "foto generacional" que se deriva de esta colaboración -ninguno de los dos dirigentes ha cumplido los 40 años- y negó rotundamente que la candidatura que encabezaba hasta ayer hubiese sido planteada como un "movimiento táctico" a la espera de poder sumarse al "caballo ganador". "Quien dice eso de mí miente", aseveró. Simancas prometió el martes a Pedro Sabando, a cambio de su apoyo, que, si él llega a secretario general de la FSM, nombrará presidente al portavoz socialista. Con Carmona, por el contrario, "no se ha hablado aún de cargos".

Los aspirantes a liderar la Federación a partir del próximo lunes son ahora tres: el propio Simancas, el vicerrector de la UNED José Antonio Díaz y el jurista Jesús González Amuchástegui. Simancas aseguró ayer que el secretario de Organización del PSOE, José Blanco, le prometió el pasado viernes que la ejecutiva federal no intervendrá a favor de ninguno de ellos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 23 de noviembre de 2000

Más información

  • El número de candidaturas se reduce a tres