Entrevista:MARÍA JOSÉ GONZÁLEZPRESIDENTA DE CERES

"En el año 2005, no habrá reemplazo generacional"

Dentro de tan sólo cinco años, España tendrá dificultades más que serias para contar con una nueva generación de población. De esta grave situación están absolutamente convencidos en Ceres, una asociación nacional para problemas de infertilidad, que agrupa a 1.000 personas desde que se creó en 1991. Su presidenta, María José González Galindo, reclama mayor atención por parte de la Administración. Pregunta. ¿A cuántas personas afecta la infertilidad en España?

Respuesta. Según los datos que maneja la Sociedad Española de Fertilidad, en España hay unas 800.000 parejas infértiles. Esta cifra se incrementa cada año en unas 16.000 parejas más. Eso supone que ya está claro que hacia los años 2005 o 2010 en este país no habrá reemplazo generacional, ni siquiera aunque se empiece a poner solución inmediata a todos los casos de infertilidad que hay actualmente.

P. ¿Qué respuesta ofrece la Administración?

R. No nos ven como a enfermos cuando deberíamos ser tratados igual que cualquier otro paciente. Aproximadamente un 95% de los casos de infertilidad es curable, por tanto los servicios públicos de salud no estarían derrochando el dinero. Lo que pasa es que las parejas tienen también que empezar a hablar y dar a conocer públicamente su problema.

P. ¿Las personas que padecen infertilidad lo ocultan?

R. Sí. Existe un tabú con la infertilidad. Cuando tienes un problema y te preguntan constantemente cuándo vas a tener hijos, eso te pone muy nervioso y optas por callar. Ese silencio se da en todas las capas sociales. En las clases altas se oculta con frecuencia el problema. Lo que ocurre es que, si no se tiene información no se consigue nada y, al final, muchas de esas parejas terminan por venir a nuestra asociación a solicitar ayuda.

P. ¿Cuál es la situación de España?

R. En los años 1990 y 1991, países como Alemania, Italia y Francia se encontraron con un importante descenso de los niveles de natalidad. Se inició una presión social y hoy estos países sufragan cuatro fecundaciones e incluso pagan la medicación. En España no se hace ningún caso al tema. Pero habrá que preguntarse quién pagará operaciones como las de corazón si no hay población activa. Nosotros queremos que exista equidad y eso no se da dentro de España. Hay distintos criterios según las comunidades autónomas. En Andalucía, por ejemplo, sólo se paga una fecundación. Eso y nada es lo mismo porque casi ninguna vez se logra un embarazo con la primera fecundación. Los centros públicos deberían pagar cuatro fecundaciones. Exigimos que la Administración nos escuche porque somos enfermos de infertilidad.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS