Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Grupo Villar Mir lanza una OPA sobre el 25% de Hidrocantábrico

El Grupo Villar Mir, a través de Ferroatlántica, lanzó ayer una oferta de adquisición de acciones (OPA) sobre el 25% de Hidrocantábrico a un precio de 19 euros (3.161,3 pesetas), lo que totaliza 89.400 millones de pesetas. La oferta está supeditada a obtener el control de al menos el 80% del número de acciones que pretende. Ferroatlántica cuenta con el apoyo de la alemana Energie Baden Wutterburg (EnBW).

El Grupo Villar Mir informó que la firma alemana estaría dispuesta a adquirir una participación en Ferroatlántica de hasta el 50% del capital. EnBW intentó lanzar una OPA en mayo pasado por el 100% de Cantábrico a razón de 27 euros por acción, pero desistió tras comunicarle el Gobierno que vetaría la operación, toda vez que en su capital participa con el 25% la compañía pública francesa Electricité de France (EdF), que es un monopolio en su país.Ésta es la tercera OPA que sufre este año Hidrocantábrico, pero la única que no se plantea por el 100% de la sociedad y la que ofrece la menor valoración de cuantas se han realizado con anterioridad. La oferta de 19 euros que ofrece Ferroatlántica por el 25% de Hidrocantábrico fue juzgada ayer por algunos accionistas asturianos de la compañía eléctrica como una valoración insuficiente.

El grupo asegura que es "el primer paso hacia una oferta más favorable una vez se modifiquen sus estatutos".

Cantábrico había cerrado la víspera en Bolsa a 20,70 euros y ayer lo hizo a 20,35 euros. Ferroatlántica justifica el precio de 19 euros por "el impacto negativo" que sobre la valoración supone la existencia de un "blindaje" en Cantábrico que limita el derecho de voto al 10% del capital. El control del 25% de Cantábrico convertiría a Ferroatlántica, compañía productora de energía eléctrica, ferroaleaciones y silicio metal, en el primer accionista de Cantábrico.

Reparto accionarial

En la actualidad, la mayor participación la ostenta el grupo estadounidense TXU, que el pasado 3 de julio amplió su posición hasta el 19,2% tras haber ampliado su posición con la compra de un 5% de la eléctrica asturiana a La Caixa y Banco Sabadell, en una operación que permitió a las dos entidades financieras catalanas desinvertir en Cantábrico.La oferta de Ferroatlántica por el 25% de Cantábrico, a 19 euros (3.161,3 pesetas) es muy inferior no sólo a la que EnBW estuvo dispuesta a lanzar en mayo por 27 euros, sino también a la que el 13 de marzo había realizado TXU por 21,25 euros y que retiró quince días después y a los 24 euros que Unión Fenosa había pactado el 24 de marzo con cuatro de los cinco grupos accionariales más importantes entonces de Cantábrico: La Caixa, Sabadell, Grupo Masaveu y familia Carceller, que sumaban el 22,6% del capital.

La OPA de Unión Fenosa fue finalmente vetada por el Gobierno de la nación el 26 de mayo. Una decisión previa al informe adverso del Tribunal de Defensa de la Competencia.

La OPA de Ferroatlántica se interpreta como un intento de toma de posición del grupo Villar Mir y de EnBW en el sector eléctrico español cuando la posible fusión de Endesa e Iberdrola, posibilitaría, por la venta de activos, la entrada de otros operadores.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 29 de septiembre de 2000

Más información

  • La oferta, apoyada por la alemana EnBW, asciende a 89.400 millones