Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Sydney 2000

Elena Carrión: "Las porteras no somos tan temerarias como se dice"

La trayectoria del equipo de hockey tiene un nombre propio, el de su portera Elena Carrión. Basado en la defensa, el esquema táctico impuesto por Marc Lammers ha dado sus frutos situando al equipo en una privilegiada posición gracias esencialmente a que encaja muy pocos goles. En la portería precisamente se gestó la crisis de la selección que pasó del oro de Barcelona al último puesto en Atlanta.Elena Carrión, santanderina de 30 años, estuvo en Atlanta como reserva y lleva siete años entregada por completo al hockey, viviendo en la residencia Blume de Madrid, donde el año pasado acabó la carrera de Empresariales. Pero al mismo tiempo continúa jugando en el Sardinero Caja Cantabria. "Lo peor", explica, "es que te pasas la vida haciendo las maletas y no te estabilizas". La bolsa de equipaje es uno de sus cruces, la de todas las porteras de ho-ckey que tienen que acarrear con más trastos que nadie: guantes, peto, casco, pantalones, coquillas, guardas, protecciones para los brazos y para los pies... Un exceso que ya le hacía torcer el gesto a su madre cuando a los 12 años Elena empezó a jugar de portera en el colegio.

Un día llegó a casa con la nariz rota y su padre le exigió que a partir de entonces llevara máscara. Otro día sufrió una amnesia durante unos minutos después de recibir el impacto de la dura bola con la que se juega al hockey. Esa vez su padre le dijo que o llevaba casco o no volvía a jugar. "Dicen que las porteras somos un poco especiales, pero ahora vamos muy protegidas y no somos tan temerarias como se dice", explica Elena.

Quienes la conocen bien comentan que en Sydney está logrando la regularidad que le faltaba y que había hecho dudar a Lamers sobre su titularidad. Su estado de gracia ha sido fundamental para la buena marcha de la selección. Elena es conocida entre sus compañeras por su absoluta dedicación al hockey. Se entrena mañana y tarde, con sesiones específicas bajo la dirección de la entrenadora de porteras, Maribel Martínez. Además, también se ejercita con un lanzabolas que le envía disparos con la potencia y el ángulo adecuados para ensayar determinadas paradas. Elena Carrión se ha convertido en una referencia dentro de la selección "Una medalla en Sydney culminaría mi carrera deportiva", se atreve ya a soñar en voz alta.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 26 de septiembre de 2000