Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:ANTONIO G. MERCHANTEFLAMENCÓLOGO

"El flamenco puro está parado, arrinconado, como dormido"

Antonio González Merchante, de 50 años, es flamencólogo, cantaor, periodista y productor discográfico. Ha escrito La historia antológica del fandango, un volumen de 300 páginas, acompañado de varios compactos, en cuya elaboración han intervenido 300 personas. Y el próximo 30 de septiembre presentará en Sevilla, dentro de la Bienal de Flamenco, el espectáculo titulado Huelva, la esencia del fandango, que él ha dirigido.Pregunta. ¿En qué consiste ese montaje?

Respuesta. Será la primera vez en la que en un espectáculo se den todos los sonidos de fandangos existentes en las localidades cantaoras de la provincia de Huelva, interpretados por la propia gente del lugar, para que conserven su fuerza, su dejillo y su autenticidad. El fandango requiere dejillo, sal y duende del lugar. Sólo lo canta bien la gente de Huelva.

P. Usted ha hecho un ambicioso análisis del cante. ¿Necesita estudios teóricos el fandango?

R. El fandango precisa de una teoría y de una práctica, como todo. He elaborado una obra didáctica, de consulta. El objetivo ha sido difundir lo que tenemos para que quien no lo conozca, se interese. Inicié esa obra en 1972 y la culminé en 1999, tras invertir 31 millones de pesetas.

P. Diga una letra de fandango que le guste.

R. Ésta: "Ya no voy más a la mina / ni bajo a profundidades / me quedo a la luz del día / prefiero morir de hambre / que vivir enterrado en vía".

P. ¿Qué momento atraviesa el flamenco?

R. Se halla en una época de evolución. El flamenco puro está parado, arrinconado, como dormido. Ganan esos grupos que se basan en los palos del flamenco y han creado un estilo denominado flamenco joven. Se trata de los sonidos tipo Ketama, que simplemente son pseudoflamenco. La fusión y los nuevos ritmos están aportando al flamenco aires nuevos, pero en claro detrimento de la pureza. Ese tipo de flamenco vende mucho y el puro está reservado a las minorías.

P. ¿Hasta Rocío Jurado interpretó recientemente fandangos en Huelva, en el espectáculo Tres con duende, que interpreta junto a Antonio Canales y Manolo Sanlúcar?

R. Rocío Jurado quiere mucho al flamenco. Ella añora el fandango porque estuvo casada con un alosnero ilustre, Pedro Carrasco, y recuerda esa época de Alosno, la cuna del fandango. Rocío Jurado es flamenca por los cuatro costados, se le pegó el embrujo de ese pueblo, pero ella nació en Chipiona. Queda mucho mejor en la copla.

P. ¿Se puede definir el fandango?

R. El fandango es un grito fecundo y vigoroso sin jipíos llorones. Nada parecido a los cantos del desierto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 6 de septiembre de 2000