Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EXPLOSIÓN MORTAL EN BILBAO

Cuatro etarras mueren en Bilbao al explotar un coche cargado de explosivos y armas

Cuatro presuntos miembros del comando Vizcaya de ETA, al parecer, tres hombres y una mujer, fallecieron anoche al explotar en la avenida de Miraflores, en el barrio bilbaíno de Bolueta, el turismo en el que viajaban, cargado de armas y explosivos. Los cuerpos quedaron tan destrozados que hasta la madrugada de hoy no se precisó que habían muerto cuatro activistas ni se había establecido su identidad sin lugar a dudas, aunque fuentes policiales barajan que uno de los fallecidos era el jefe de dicho comando, Patxi Rementeria.

La explosión se produjo a las 22.55 cuando el turismo, un Renault Clio con matrícula de Madrid previsiblemente falsas, se encontraba en marcha. La violencia del estallido fue tal que el coche quedó dividido en dos partes, a 50 metros una de la otra. Dos de los cadáveres fueron lanzados por la onda expansiva fuera del vehículo y uno de ellos cayó completamente destrozado a varias decenas de metros. El tercer cuerpo quedó atrapado en el amasijo de hierros en que se convirtió el turismo. Los cuatro terroristas fallecidos, quedaron tan destrozados que ya desde el primer momento se dudó del número concreto de víctimas.La Ertzaintza localizó en las inmediaciones del coche dos pistolas marca Star que unos activistas robaron en 1982 a los agentes de la Ertzaintza que custodiaban la sede de la Diputación de Guipúzcoa, en San Sebastián. Las armas salieron despedidas del vehículo por efecto de la explosión, según testigos presenciales. Además, se encontró munición entre las piezas de hierro a que quedó reducido el vehículo.

Sedes de diarios

Fuentes policiales sospechan que los activistas de ETA se dirigían a cometer un atentado, aunque por el momento se desconoce cuál podía ser su objetivo. En la zona se encuentran ubicadas las sedes en la capital vizcaína de tres medios de comunicación: El Correo, Deia y El Mundo. El lugar se encuentra además en las proximidades de la carretera que conduce a las localidades de Basauri y Galdakao y enlaza con las autopistas hacia San Sebastián y Vitoria. Otros medios de la lucha antiterrorista especularon, en cambio, con que los etarras podrían estar transportando armas y explosivos cuando se produjo el estallido.El coche contenía al menos 30 kilos de un explosivo no determinado, según las primeras estimaciones de la Ertzaintza, cuyos agentes continuaban recogiendo pruebas en el lugar de los hechos unas dos horas después de producirse la deflagración. Minutos antes de la una y media de la madrugada el titular del Juzgado de Instrucción número 1, que se encontraba de guardia, procedía a levantar dos de los cadáveres.

A las dos y media de la madrugada de hoy aún no se había establecido oficialmente la identidad de las cuatro víctimas, dado el estado de absoluto destrozo que presentaban sus restos. No obstante, la Ertzaintza encontró en el lugar un DNI con nombre falso y una fotografía que, según las primeras investigaciones, puede corresponder al jefe del comando Vizcaya, Patxi Rementeria Barruetabena, de 39 años y militante de ETA desde 1981.

El pasado 12 de enero, la Ertzaintza localizaba en una plaza de Otxandio (Vizcaya) el coche en el que nueve días antes Rementeria había huido tras el atentado fallido, con 20 kilos de dinamita, contra un furgón de la Guardia Civil en la capital vizcaína. Los terroristas renunciaron en aquel atentado a seguir adelante con su plan al no pasar los agentes a la hora prevista. En la operación subsiguiente fue arrestado el otro liberado (a sueldo) del comando, Guillermo Merino, además de un miembro legal (no fichado) y varios colaboradores.

La identidad de otro de los miembros de ETA fallecidos podría ser Antxon Sasiain Rodríguez, según informó la cadena de televisión Antena 3. Al parecer, Sasiain es un miembro liberado de ETA que se encontraba huido y sobre el que pesaba una orden de detención dictada por la juez de la Audiencia Nacional Teresa Palacios. Este etarra estaba implicada, según las investigaciones policiales, con un atentado contra el cuartel del Ejército de Araca, junto a Vitoria, hace tres años.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 8 de agosto de 2000

Más información

  • Los investigadores apuntan que uno de los fallecidos puede ser el jefe del 'comando Vizcaya'