EUROCOPA2000 España, en cuartos contra Francia

España quiere evitar seguir encajando goles en cada cita

Una vez solucionados los problemas con el gol a favor, ahora han aparecido las dificultades con los goles en contra. Pese a ser una selección que concede pocas ocasiones, España ha encajado tantos en todos los partidos del europeo: uno frente a Noruega y Eslovenia y tres contra Yugoslavia, una media sorprendente si se tiene en cuenta que en la fase de clasificación únicamente recibió cinco en ocho partidos (dos en siete con Camacho de técnico). No es extraño pues que el seleccionador y los jugadores insistieran ayer en el control defensivo sobre la Francia de Zidane.Al entrenamiento matinal siguió por la tarde una sesión de vídeo de dos horas, en la que los técnicos aleccionaron a los futbolistas sobre cómo combatir a los franceses. Las deficientes actuaciones de los porteros, tanto de Molina como de Cañizares, la baja de Hierro y el ataque y gol contra Yugoslavia han incidido en los desajustes españoles a la hora de actuar sin la pelota. Hierro difícilmente jugará contra Francia mientras que se confía en la recuperación de Michel Salgado y Sergi, tocados, al igual que Guardiola -sufre un golpe en un tobillo desde el partido del miércoles-, aunque sus lesiones no revisten importancia.

"Nos las meten todas"

"El gol es una cuestión de rachas", respondió Paco. "No sé qué ha pasado: no nos crean muchas ocasiones de gol pero sí que es cierto que últimamente nos las meten todas". "Los aciertos de los contrarios han sido muy altos", coincidió Michel Salgado. "Puede ser que obedezca sobre todo a nuestro juego: nos vamos con mucha alegría hacia el área contraria y puede que en determinadas ocasiones nos pillen descolocados a la contra".

Los jugadores, en cualquier caso, entienden que sería contraproducente cambiar el estilo de juego del equipo. El más explícito fue Sergi: "No podemos encerrarnos atrás, porque nunca hemos trabajado esa forma de juego y no va con nuestra forma de ser. A nosotros nos gusta tocar, triangular, combinar por las bandas, jugadas como las que se vieron en la fase de clasificación. Nuestro objetivo debe ser recuperar aquel nivel de juego incluso frente a un rival tan peligroso ofensivamente como es Francia".

La francesa es una de las selecciones más goleadoras del campeonato. Ha marcado siete goles en tres partidos: tres a Dinamarca, dos a la República Checa y otros dos a Holanda, partido que perdió aunque Lemerre alineó a diez suplentes. Los futbolistas españoles coinciden de todas maneras que Francia es un equipo accesible defensivamente, sobre todo si se le juega con rapidez y se evita que pueda defender frontalmente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0023, 23 de junio de 2000.

Lo más visto en...

Top 50