Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Carod fracasa y no logra pacificar la federación de Barcelona de Esquerra

El secretario general de Esquerra Republicana (ERC), Josep Lluís Carod, fracasó ayer en su intento de alcanzar una única candidatura de consenso que pacifique la federación de Barcelona, una de las más conflictivas de la formación. Pese a la petición expresa de consenso de Carod, los tres candidatos -el oficialista David Minoves; el tercer teniente de alcalde del Ayuntamiento de Barcelona, Jordi Portabella, y Rafel Niubó- mantenían anoche su candidatura a la presidencia de ERC en Barcelona ante el congreso, que se celebra hoy bajo el signo de la división. No obstante, fuentes próximas a Portabella explicaron que éste no descarta retirarse en favor de Niubó.Los tres candidatos se reunieron ayer durante casi dos horas con Carod, que esperó hasta el último momento antes de intervenir. El líder de ERC mostró su enfado por el conflicto y dejó claro que aceptaba cualquier solución que favoreciera el consenso.

El pacto, sin embargo, no se alcanzó. Niubó se ofreció para dirigir una candidatura unitaria que contara con colaboradores de Minoves y Portabella como vicepresidentes.Portabella recibió bien la propuesta, pero Minovas, que opta a la reelección, la rechazó. Entonces el edil se opuso a cualquier fórmula que implique una dirección controlada por Minoves, según fuentes de la reunión. Portabella insinuó que sopesa retirar su candidatura a última hora en favor de Niubó para desplazar al candidato del aparato.

La federación de Barcelona de ERC, una de las más importantes del partido, arrastra un conflicto permanente entre su responsable, David Minoves, y su máximo representante institucional, Jordi Portabella. Este último es el único dirigente de peso que no encontró acomodo en la dirección de ERC tras la marcha de Àngel Colom y Pilar Rahola, y tiene su único bastión en Barcelona.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 17 de junio de 2000