Entrevista:GIL PARRONDODIRECTOR ARTÍSTICO

"Un Oscar es un buen final de carrera"

Es el único español que ha sido galardonado con dos Oscars. Intervino en todas las películas que produjo Samuel Bronston en España: 55 días en Pekín, El Cid, La caída del Imperio Romano y un largo etcétera. Ahora interviene en You are the one, de José Luis Garci, pero a pesar del trabajo pudo acudir a Sevilla a un acto de la Sociedad Estatal España Nuevo Milenio.Pregunta. ¿Cómo selecciona las películas en las que interviene?

Respuesta. Por la fecha. No rechazo intervenir en una producción porque el guión me guste más o menos o el director sea especialmente brillante o no. Lo que me condiciona es que las fechas no se solapen. Siempre que puedo participar en una película, digo que sí. Ahora tengo siete guiones en mi casa y lamentablemente no podré hacerlos todos. A lo largo de mi vida profesional hay muy pocas películas que no haya hecho porque no me apeteciera por algo o por el director o el guión.

P. ¿Le han propuesto dirigir?

R. Hace mucho tiempo. Fue Cesáreo González, ese productor tan importante para la historia de nuestro cine. Me lo propuso varias veces, pero siempre le decía que no. A mí no me gusta dirigir nada, lo que me gusta es hacer mi trabajo, estar al margen de todo, soy así.

P. ¿El Oscar lo es todo?

R. Es un buen final de carrera, pero no hay que olvidar que muchos actores y directores maravillosos jamás obtuvieron un Oscar. Esto no es un concurso a ver quién es el más alto, depende de muchos factores, en este caso de las películas que se hagan ese mismo año y de lo que hayas hecho tú.

P. ¿Cuál de los dos que tiene le dio más satisfacciones?

R. Sin duda alguno, el primero. Además, cuando lo recibí en 1970 por Patton era el primero que recibía un español. Cuando al año siguiente me lo dieron por Nicolás y Alejandra me alegró, pero no tanto como la primera vez. Aunque las dos películas las dirigió Franklin J. Schaffner, me gusta más la primera, creo que es más redonda.

P. Gran parte de Patton se rodó en Andalucía.

R. Sí, en la provincia de Almería rodamos la parte del desierto y un cementerio marroquí y en la capital unas secuencias que se desarrollaban en unas calles de Sicilia.

P. De la larga lista de directores con los que ha trabajado, ¿de cuál guarda mejor recuerdo?

R. De Schaffner, pero no por los dos Oscars, sino porque intervine en varias películas y también de Georges Cukor, porque representaba el cine americano en su época dorada. Dirigió muchas de las películas que en mi juventud hicieron que me enamorara del cine, por eso trabajar con él fue estupendo. De todos los directores tengo un gran recuerdo, sólo hay dos en mi vida con los que no me gustaría trabajar más.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0019, 19 de mayo de 2000.

Lo más visto en...

Top 50