Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
BALONCESTO - NBA

O'Neal se autoproclama el 'Gran Aristóteles'

Shaquille O'Neal, el pívot de los Lakers de Los Ángeles, ha sido confirmado como el jugador más valioso de esta temporada en la NBA. Estaba tan claro que el título sería suyo que ha sorprendido que hubiera un voto disidente, lo que ha roto la magia de la que se pensaba sería la primera unanimidad desde que se creó este reconocimiento hace 55 temporadas. O'Neal, de 28 años, es un gigante muy ágil para sus 2,15 metros de altura y 142 kilos de peso contra el que los demás equipos no pueden hacer nada. Esta temporada, además, ha estado libre de lesiones, lo que le ha permitido brillar sin piedad: ha sido el jugador que más puntos ha metido (29,7) por partido, y el segundo que más rebotes ha recuperado. Nadie ha podido con él, y el tándem que forma con el jovencísimo Kobe Bryant, de 21 años, es letal.

"A partir de hoy quiero que me llamen El Gran Aristóteles", dijo O'Neal en un ataque de intelectualidad muy probablemente inducido por Jackson, que obliga a leer a sus jugadores. "Porque Aristóteles dijo una vez que el hacer las cosas bien no es una casualidad, sino un hábito". Y ya puesto filósofo agregó: "Eres lo que haces constantemente".

Lo que ha hecho casi constantemente esta temporada ha sido ganar, y piensa seguir en el empeño. "El verdadero objetivo es ganar el campeonato", señaló. "Este es el mejor equipo en el que he jugado. Si lo podemos conseguir este año, lo habré logrado todo como jugador". Al igual que ha devuelto a los Lakers el título de MVP, que ganó por última vez Magic Johnson en 1990, O'Neal lleva camino de dar el campeonato al equipo californiano por primera vez desde 1988. Si lo logra, se da por hecho que abrirá una nueva era de dominio en la NBA, como la de los 90 fue de los Bulls y antes hubo otras de los Lakers o los Celtics.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 11 de mayo de 2000