Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GENTE

LOS PROBLEMAS DE MADONNA EN LONDRES

Madonna no ha estrenado la primavera con buen pie. Contrariamente a sus recientes declaraciones, en las que afirmaba sentirse muy satisfecha de vivir en Londres, ha decidido hacer las maletas de vuelta a Los Ángeles. Su frente doméstico se ha quedado cojo desde que despidiera fulminantemente a su mayordomo, Eric Martin-Ienco, que tiene tres días para hacer las maletas y desaparecer de su vida. El empleado llegó al hogar de la cantante estadounidense recomendado por otro artista famoso, Sting. Ahora piensa demandarla porque dice que ha sido tratado como "un trapo". En el apartado sentimental, las cosas tampoco parecen tan sólidas como antes para la material girl de la música pop. Guy Ritchie, el cineasta británico del que espera un hijo para septiembre, no quiere residir al otro lado del Atlántico y la relación atraviesa momentos tensos. Después de mucho buscar casa en Londres sin éxito, Madonna ha decidido matricular a su hija Lourdes, de tres años, en el Lycée International, una selecta escuela privada de Los Ángeles. En un intento por disipar los rumores acerca de una posible ruptura, la pareja se dejó fotografiar junta el pasado domingo camino de un restaurante. Para deleite de la prensa sensacionalista, ambos llevaban una manzana en la mano. La de ella estaba entera. Ritchie, por el contrario, la había mordido ya. ¿Juntos o separados? Las apuestas no se han hecho esperar.- ,

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 2 de mayo de 2000