Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Imperdible presenta un montaje mixto de danza y teatro

La compañía de danza La Permanente presenta este fin de semana y el siguiente en la Sala La Imperdible de Sevilla su espectáculo Ha pasado un ángel, una mezcla de teatro y movimiento en el que intervienen actores y bailarines. Con dirección de Chiqui Carabante y coreografía de Paloma Díaz, el montaje, que recibió en 1998 el premio del Certamen Coreográfico de Madrid, es una metáfora sobre las imposiciones sociales que coartan el comportamiento y los sentimientos de las personas. "El punto de partida es la reunión de cinco amigos en una casa para tomar café. Todos están solos pero se ven obligados a hacer y decir cosas que no sienten, obligados por las buenas maneras y la situación, que no les permite hacer lo que de verdad les gustaría", cuenta Paloma Díaz, que interviene en la obra junto a la bailarina María Martínez Cabeza de Vaca y los actores José María Sánchez Rey, Paco León y Julián Villagrán.La escenografía, un simple y sillón y varias tazas de café, están al servicio de lo que se quiere contar, añade Díaz. Tanto el texto como la coreografía son creación de toda la compañía. "El baile y el teatro no están diferenciados en la obra. Los actores bailan y las bailarinas actuamos", precisa. En el montaje, La Permanente se vale del humor como elemento narrativo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 8 de abril de 2000