Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Iker Sarriegi, de la Real, abandona el fútbol perseguido por las lesiones

Iker Sarriegi, futbolista de la Real Sociedad, anunció ayer que abandona la práctica del fútbol a los 26 años. Tres lesiones en ambas rodillas y cinco intervenciones quirúrgicas le han obligado a decir adiós al deporte y centrarse en sus estudios de Derecho.El caso de Sarriegi resume toda la fatalidad que puede darse en el fútbol. Sarriegi (hijo del delegado de la Real Sociedad) fichó al término de la temporada 1996/97 por el equipo donostiarra procedente del Éibar donde había cuajado tres esperanzadoras temporadas. Era un lateral izquierdo con buen dominio técnico y una zurda interesante. Al fín, llegaba al primer equipo guipuzcoano tras transitar por el Añorga (juveniles), Hernani y Real Unión.

En la pretemporada realista, el primer balón que tocó en un terreno de juego le anunció el calvario. El 3 de agosto de 1997 caía lesionado en su primera acción como jugador realista: rotura del ligamento cruzado anterior y de los dos meniscos de la rodilla izquierda. Todo un contratiempo para un muchacho de 23 años que aún confiaba en el futuro. El cielo se le abrió cuando el 1 de marzo de 1998 conseguía debutar oficialmente con la Real en Mérida. Sin embargo, pocos días después era nuevamente intervenido para quitarle restos de menisco que impedían su total recuperación.

En diciembre de 1998, Sarriegi se rompía el menisco externo de la pierna derecha, lesión que se reproducía dos meses después. El calvario no tenía fin. Viajó a Alemania, a la consulta del doctor Wohlfart, pero no halló consuelo. Un médico llegó a decir que su rodilla "era una fabrica de lesiones".

De Pedro pide perdón

Por otra parte, Javier De Pedro pidió ayer perdón a la afición de la Real por sus declaraciones respecto a la satisfacción que le produciría jugar en el Athletic (que estaría interesado en sus servicios). El centrocampista internacional consideró que sus palabras fueron sacadas de contexto y reconoció que no fueron realizadas "en el momento más oportuno". Javier Clemente también se había quejado por sus manifestaciones. El jugador dijo ayer que en ningún caso pensaba abandonar la Real Sociedad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 5 de abril de 2000