Un calendario que intimida

El Atlético, que no está en Segunda desde 1933, tiene a cuatro equipos en mente para no volver allí. Está obligado a olvidarse del Sevilla, al único que actualmente tiene por debajo, a cinco puntos, y de momento también a los conjuntos que tiene cinco puntos por encima: o sea del Numancia para abajo. A quien mira fijamente el Atlético, y de forma desesperada, es al Oviedo (33 puntos), Betis y Real Sociedad (35) y Racing de Santander (36). Ese póker de equipos forman ahora la particular Liga del Atlético (32 puntos), la nómina de escuadras a la que quiere dar alcance. Y todo sin apenas tiempo: ocho jornadas, 24 puntos en disputa.De esos ocho duelos, el Atlético se ve con uno de esos rivales directos, el Oviedo, en la antepenúltima jornada en el Carlos Tartiere. Por el Calderón deben pasar Athletic, Málaga, Barcelona y Sevilla. Y los rojiblancos deben visitar, además de al Oviedo, al Deportivo, al Valencia y al Mallorca (Son Moix).

Más información
El Atlético no ve soluciones

A partir de ahora, para el Atlético todo son finales. Por ejemplo, el próximo partido, contra el Athletic. Porque además, el Atlético tiene la oportunidad de meter en problemas a los vizcaínos, que llevan 38 puntos y su trayectoria en la Liga también es descendente.

La visita más próxima para el Atlético es Riazor, e invita al pesimismo. Allí, el Deportivo, que pelea ni más ni menos que por el título, sólo ha perdido dos partidos. El Valencia, otro de los equipos a los que ha de visitar el Atlético, está en plena carrera por meterse en la Liga de Campeones. Sólo el Mallorca, en la última jornada, puede tener todo resuelto cuando se cruce con los rojiblancos.

Al margen de la inminente visita del Athletic, el Atlético confía en dos de sus partidos en casa. Frente al Málaga (38 puntos) y al Sevilla (32). Menos esperanzas tiene puestas en el enfrentamiento contra el Barcelona, que quiere el título de nuevo y a toda costa. Duro calendario, en suma, el que le aguarda al Atlético.

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS