Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Critérium Internacional

Cinco corredores del ONCE, fuera de control en una durísima primera etapa

Hubo llegada masiva. Ganó un sprinter poco habitual por estas tierras (el canadiense Gordon Fraser, del Mercury) la primera etapa, la llana, del Critérium Internacional, pero eso no es sinónimo de día tranquilo, todos a rueda y nulas diferencias de tiempo. Todo lo contrario.En el País Vasco francés, entre San Juan de Luz y los arrabales de Pau, hizo frío, cayó la lluvia helada y el pelotón sufrió una de las jornadas más duras del año. Hubo también carreteras estrechas, descensos deslizantes, manchas de gasóleo en el suelo. Hubo caídas (Julich, Gorka Gerrikagoitia y José Alberto Martínez, entre otros, acabaron en el hospital) y hubo, por consiguiente, diferentes grupos, corredores aislados, enfermedades y gente fuera de control. 21 de los 168 que salieron abandonaron (entre ellos Francisco Mancebo). 11 más llegaron fuera de control (entre ellos, cinco del ONCE y dos del Vitalicio).

A los supervivientes les espera hoy el día clave. Por la mañana, una etapa corta (81 kilómetros) pero dura, con final en alto, en Gourette, allí en la mitad (ocho kilómetros) de la ascensión al Aubisque. Por la tarde, 11,5 kilómetros de contrarreloj llana por Pau.

Olano, pese a que le queden sólo dos gregarios (Marcelino García y Santos González), sigue siendo al gran favorito. Una victoria del de Anoeta significaría la séptima ronda del año para el ONCE. Para impedirlo, sin embargo, hay una buena colección de escaladores y todoterrenos: Brochard, Vinokú-rov, Aitor y Unai Osa, Juan Carlos Domínguez, David Moncoutié, Leonardo Piepoli, Roberto Heras, Jonathan Vaughters...

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 26 de marzo de 2000