Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Luis Enrique se perderá la Eurocopa por una lesión

Luis Enrique, centrocampista internacional del Barcelona, causará baja por un periodo aproximado de tres meses, circunstancia que le impedirá disputar en junio la próxima edición de la Eurocopa. El jugador azulgrana fue sometido ayer en la clínica El Pilar de Barcelona a una artroscopia para solucionar una fractura del cartílago del cóndilo ínterno de la rodilla izquierda. La operación fue realizada por Ramon Cugat, doctor de confianza del futbolista, que informó del parte médico en compañía de Josep Borrell, jefe de los servicios médicos del club azulgrana, quien inicialmente se había mostrado más partidario de un tratamiento conservador. Cugat definió la lesión como "sumamente importante en el rendimiento de un futbolista de élite". De ahí su decisión de intervenir quirúrgicamente, previa consulta con el propio doctor Borrell y otro especialista como es Josep Maria Vilarrubias, médico de la máxima confianza del motociclista Àlex Crivillé.La lesión de Luis Enrique se produjo el pasado miércoles en el partido contra el Oporto. Pero sus problemas en la rodilla izquierda se remiten al pasado verano cuando ya precisó de una intervención quirúrgica y hace ocho meses se le extirpó el menisco. "Lo que hemos hecho esta vez", precisó Cugat, "es extraerle los fragmentos libres del cartílago roto, limpiar la articulación y alisar los bordes de la zona afectada". Luis Enrique tiene previsto abandonar hoy la clínica, posteriormente deberá guardar un mes de resposo, sin cargar la pierna afectada, y permanecer otros dos meses de baja.

Las previsiones apuntan a que el jugador difícilmente volverá a jugar esta temporada y, consecuentemente, sus posibilidades de acudir a la Eurocopa son mínima. El doctor Cugat instó incluso al jugador a pensar más en su futuro que en forzar su recuperación porque puede resultarle contraproducente. "Difícilmente llegará a punto para el Campeonato de Europa de selecciones", auguró. "El jugador debería pensar sobre todo en estar en condiciones óptimas para afrontar la próxima temporada", agregó. "En este tipo de lesiones no hay que arriesgar sino que es mejor alargar que acortar la recuperación".

Los doctores aseguraron que Luis Enrique ya era consciente de la situación antes de entrar en el quirófano, por lo que encajó con resignación la posibilidad de que no pueda volver a jugar durante el presente curso.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 8 de marzo de 2000