El Poder Judicial censura la pérdida de 472 pantalones en los juzgados

El Consejo General del Poder Judicial considera que se ha producido un "anormal funcionamiento de la Administración de justicia" en la desaparición de 472 pantalones que se encontraban en un depósito de los juzgados de la plaza de Castilla tras haber sido intervenidos judicialmente. Las prendas fueron requisadas y más tarde se juzgó a sus dueños por la falsificación de las mismas. Tras ser absueltos, los dueños reclamaron las prendas a los jueces, si bien éstas ya no estaban en el depósito, porque habían sido donadas por el decanato a varias ONG. El Consejo entiende que ha habido un anormal funcionamiento de la justicia, "que tiene el deber de custodiar los objetos decomisados", pero atribuye esta disfunción a que "la Administración no adoptó, a través de los órganos competentes, las medidas precisas para la adecuada conservación de los inmuebles que albergaban los efectos depositados, perdiendo éstos su valor comercial". Es decir, el desorden que reinaba entonces en ese sótano, abril de 1992, con miles de objetos amontonados en un espacio incapaz de cobijarlos a todos, llevó al decanato a donar algunos de ellos a diversas asociaciones de rehabilitación de toxicómanos, lo que se hizo con un fin "social y humanitario".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS