Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rafael Ribó minimiza el acuerdo entre el PSOE e IU y califica a Francisco Frutos de "sectario"

¿Cómo trasladar a Cataluña el acuerdo entre el PSOE e Izquierda Unida? Los dirigentes del Partit dels Socialistes (PSC) y de Esquerra Unida i Alternativa (EUiA) daban vueltas anoche a esta pregunta sin encontrar, de momento, una fórmula satisfactoria para ambos partidos y para el resto de formaciones de la izquierda catalana. EUiA envió una carta a la dirección del PSC reclamando una "reunión urgente" de todos los partidos de izquierda. El líder de Iniciativa-Verds (IC-V), Rafael Ribó, minimizó el acuerdo y tildó de "sectario" al líder de IU, Francisco Frutos.

Los partidos parlamentarios de la izquierda catalana ya cerraron, antes de la apertura de las negociaciones entre el PSOE e IU, un acuerdo para presentarse en coalición al Senado. El pacto tuvo que recorrer un laborioso camino de más de un mes de negociaciones y está ya presentado en la junta electoral. Ninguno de los partidos firmantes -PSC, Esquerra Republicana (ERC) e IC-V- considera posible ni deseable reabrir el debate sobre la candidatura unitaria al Senado, que es precisamente una de las consecuencias del pacto entre el PSOE e IU en el resto de España.EUiA descartó en su día en sus órganos de dirección tomar la iniciativa para pedir incorporarse al acuerdo de la izquierda catalana al Senado, entre otras razones porque nadie le había invitado a las negociaciones. Ahora, en cambio, los dirigentes de EUiA consideran que las condiciones han cambiado y que hay que reabrir este asunto en Cataluña. La cúpula de EUiA cree que debería estudiarse la posibilidad de incluir a un candidato de su formación en la coalición unitaria para el Senado. La ejecutiva de EUiA dirigió ayer una carta al primer secretario del PSC, Narcís Serra, pidiendo la convocatoria de una "reunión urgente" con el PSC, ERC, IC-V y Els Verds para trasladar en Cataluña los acuerdos alcanzados en el resto de España, aunque sin concretar sus pretensiones.

Declaración conjunta

Serra habló ayer por teléfono con el coordinador general de EUiA, Antoni Lucchetti para felicitarle por el acuerdo alcanzado en Madrid. El PSC está dispuesto a que el pacto global se visualice también en Cataluña, pero todos los dirigentes consultados coincidieron en señalar que hay muy poco margen de maniobra. Más allá de una declaración conjunta, todos subrayan que las candidaturas al Senado están ya cerradas, y que el acuerdo programático entre el PSOE e IU no va a ser modificado ni ampliado por un acuerdo en Cataluña con EUiA.

Así las cosas, todos se remiten a un encuentro entre los máximos dirigentes de los dos partidos, en el que se examinarán las posibilidades de actuación. Para el viernes está prevista también una reunión entre EUiA y ERC, que la formación de Lucchetti pidió ayer por carta.

La ejecutiva de EUiA también contestó ayer la propuesta de IC-V para incluir a dirigentes anguitistas en las listas de IC-V al Congreso. Bajo el encabezamiento de "queridos compañeros", la cúpula de Esquerra Unida reiteró en su misiva sus posiciones: EUiA se presentará en coalición con Els Verds-CEC. En la misiva se introdujeron también referencias a la "necesaria reconstrucción" del espacio político situado a la izquierda del PSC. Los líderes de EUiA admiten que el debate será inevitable tras los comicios, pero subrayan que este espacio debe articularse a partir de la vinculación con IU.

Los dos máximos dirigentes de Iniciativa per Catalunya-Verds (IC-V), Rafael Ribó y Joan Saura, analizaron ayer de forma distinta el acuerdo alcanzado por IU y el PSOE. Ribó calificó al candidato de IU, Francisco Frutos, de "sectario" por preferir dialogar con el PSC antes que con IC-V. "[Frutos] era un absoluto desconocido de la opinión pública y ahora es una persona bien conocida gracias a la propuesta de Almunia", afirmó en declaraciones a Catalunya Ràdio. Sobre Almunia añadió: "Ha buscado una jugada de póquer, que después ha tenido un resultado que ni él esperaba".

En cambio, Joan Saura, cabeza de lista de Iniciativa per Catalunya-Verds por Barcelona, subrayó los aspectos "positivos" del acuerdo alcanzado. No obstante, lamentó que la realidad es inferior a las "expectativas creadas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 3 de febrero de 2000

Más información

  • El PSC y EUiA buscan fórmulas para adecuar a Cataluña el pacto de la izquierda