Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

PSOE e IU pactan candidaturas conjuntas sólo para el Senado

Las negociaciones que mantienen el PSOE e Izquierda Unida desde la semana pasada para cerrar un acuerdo electoral dieron ayer su primer fruto: ambas formaciones han acordado elaborar candidaturas conjuntas para el Senado en las 30 provincias en las que, según la oferta socialista, se puede arañar un escaño al Partido Popular. Anoche, tras la reunión de la dirección de IU, quedó finalmente descartado un pacto para ir juntos al Congreso en las ocho circunscripciones que pretendía el último ofrecimiento del PSOE.

Tras el acuerdo para concurrir juntos en las candidaturas al Senado, el PSOE e Izquierda Unida seguirán negociando aspectos del programa de gobierno, que ayer examinó la dirección de la coalición. Los puntos del programa que quedan por concretar serán abordados en el curso de una reunión entre ambas formaciones que posiblemente se celebrará esta tarde. El acuerdo para el Senado supone que, en las 30 provincias propuestas por el PSOE, los socialistas retirarán uno de sus tres candidatos al Senado y pedirán el voto para uno de los de Izquierda Unida, que a su vez retirará a dos de sus candidatos. Ambas organizaciones estaban anoche negociando esos nombres para cuatro comunidades autónomas: Madrid, Comunidad Valenciana, Castilla-La Mancha y Murcia. Izquierda Unida quiere aprovechar este acuerdo para pactar con los socialistas una posición común sobre la reforma del Senado, Cámara en la que IU no tiene representación por votación directa. En la última legislatura ha habido dos senadores de IU en representación de los Parlamentos andaluz y balear. De otro lado, ha quedado descartada la pretensión de los socialistas de lograr algún tipo de acuerdo para tratar de garantizar que en ocho provincias se pudiera arrebatar un escaño al PP mediante la presentación de una única lista de izquierdas al Congreso.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 2 de febrero de 2000

Más información

  • Ambas partes negocian aún el programa de gobierno