Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los autobuses se desmarcan del paro de los transportistas previsto para finales de enero

La Federación Española Empresarial de Transportes de Viajeros (Asintra) decidió ayer no secundar las movilizaciones convocadas por las patronales del transporte de mercancía por carretera (Fenadismer y Conetrans) desde el 26 al 28 de enero próximo. La medida de fuerza se realiza en protesta por la subida del precio del gasóleo durante 1999 y en reclamo de una subvención del precio de este carburante para los transportistas.Los responsables de Asintra se reunieron ayer para decidir finalmente si se plegaban tras haber barajado hace una semana la posibilidad de hacerlo. Según Rafael Barbadillo, Asintra apoya la reinvidicación de los transportistas de mercancías, pero opta por tratar de encontrar otra vía para que el Gobierno otorgue algún tipo de trato fiscal favorable al sector. Según el presidente de la patronal, Gerardo Díaz, "el gasóleo ha subido en el último año un 20%, con lo que los costes de sus empresas han aumentado un 4% a lo que se suma la subida del IPC del 2,9% en 1999, que repercutirá en las revisiones salariales de este año". Este incremento de los gastos que se prevé para 2000 implicará, según cálculos de Asintra, una "descapitalización de las empresas" o una subida de las tarifas de un 6,5%. Las únicas soluciones para evitar esta descapitalización a causa de esta "situación catastrófica" son, según la patronal, la subida de tarifas, que "no deseamos en ningún caso", o la adopción de medidas que palíen esta subida en los costes. En opinión de los responsables de Asintra, la otra patronal del transporte de viajeros, Fenebus, tampoco llegará a parar los autobuses.

En coincidencia con las movilizaciones de los transportistas, los sindicatos de Renfe ampliaron ayer a cuatro horas por turno los próximos paros para los días 25, 26, 27 y 28 de enero. En cuanto a la jornada de ayer, la empresa Renfe cifró en un 14,5% de participación en los paros de una hora en los turnos de madrugada, mañana y tarde convocados por los sindicatos. Éstos calcularon que la nueva jornada de huelga fue secundada por el 95% de los trabajadores.

Los servicios mínimos fijados por el Ministerio de Fomento alcanzaron al 75% de los trenes de cercanías en el periodo punta y entre el 50% y el 65% en horas valle. La huelga ha transcurrido sin ningún tipo de incidentes, según informó el portavoz de CCOO, Rafael González, quien anunció que se mantiene el paro previsto para mañana.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 20 de enero de 2000