Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FÚTBOL Copa del Rey

Ranieri confiesa su abatimiento

El entrenador del Atlético muestra su escaso interés por seguir la próxima temporada en el cargo

El entrenador del Atlético, Claudio Ranieri, reconoció ayer, en la víspera del encuentro de Copa con el Las Palmas (20.30 horas), que no tiene interés en renovar su contrato si las condiciones de inestabilidad se prolongan hasta junio, cuando termina su compromiso con el club. Preguntado por una declaración suya en el diario italiano Tuttosport -donde asegura que se irá del Atlético si persiste la actual situación, dando a entender que no está conforme con los administradores judiciales-, Ranieri no puso reparos en reafirmarla: "Si no encuentro los estímulos suficientes en el Atlético, a final de temporada me iré". Luego se apresuró a aclarar que está en su derecho de marcharse: "Mi contrato termina el 30 de junio, ¿eh?".Sus palabras, de tono deprimido, sintonizaron a la perfección con el estado de ánimo de una plantilla angustiada. Ranieri fue lacónico al referirse al partido que hoy juega su equipo contra el Las Palmas en el Calderón, y para el que ha dejado de convocar a ocho jugadores titulares. Se pronunció tajantemente sobre Chamot, jugador que tramita su pase al Milan y al que asegura que descartaría -cumple su segundo partido de una sanción, del total de cinco que le impusieron por agresión- aunque pudiese jugar hoy: "A Chamot le veo mareado".

Ranieri compareció ante la prensa con aire de abatimiento. Algo raro en él, un hombre que se estimula cada vez que lo enfoca una cámara. Ayer, el romano no hizo ningún esfuerzo por sobreactuar su papel. Se lo vio sombrío, como refrendando sus declaraciones a Tuttosport: "La situación no es fácil y es normal que todos los jugadores piensen en su propia ambición". Ranieri también reflexiona sobre su futuro. Según fuentes del club, apenas el Atlético fue intervenido por orden judicial, el 22 de diciembre, y al enterarse que la familia Gil perdía el control administrativo, Ranieri se mostró muy inquieto. Incluso llegó a plantearse la posibilidad de dejar el Atlético junto a sus ex jefes.

Querella

Abundando en el clima tenso de estos días, y después de rechazar las acusaciones del diario El Mundo, que señala a algunos jugadores como "estafadores" de Hacienda, un sector del vestuario piensa en querellarse contra el periódico: "Todos estamos de acuerdo en adoptar las medidas oportunas".

Ranieri ha planteado el partido contra el Las Palmas como un ritual para que participen jugadores poco habituales en el once titular. Ayer dejó fuera de la lista de convocados a los defensas Capdevila, Gaspar, Gamarra y Aguilera; y a los delanteros Kiko y Hasselbaink. Cinco titulares en el partido de Liga del domingo pasado, a los que se unieron Baraja (lesionado) y Chamot (sancionado). Entre motivos técnicos y físicos, el entrenador explicó su criterio de las rotaciones en términos pasionales: "Quiero darle la posibilidad a todos de defender la camiseta; además, el sábado tenemos un partido complicado y prefiero reservar algunos hombres".

Uno de los convocados es el central López, incluido en la lista por cuarta vez desde que en 1997 sufriera una lesión que lo mantiene al borde de la retirada. López espera tener "unos minutos".

En el clima de pesimismo imperante en el Atlético, no fue raro que Ranieri asumiera ayer que prácticamente da los fichajes por perdidos. A tres días del final del plazo, el próximo sábado, el entrenador explicó con pesadumbre que "todavía" no ha podido hablar de tales necesidades con el máximo responsable del club, el administrador judicial, Luis Rubí.

El Las Palmas afronta el partido con las bajas del defensa Jaime Molina (lesionado) y del centrocampista argentino Sebastian Clotet - sin permiso federativo-. El conjunto que entrena el croata Kresic necesita marcar en el Vicente Calderón para seguir en la competición, tras el 2-2 de la ida.

Atlético de Madrid: Molina; Pilipauskas, Santi, Ayala, Toni; Njegus, Hugo Leal, Valerón, Solari; Paunovic y Correa.

Las Palmas: Amador; Quesada, Sarasúa, Olías, Paqui; Paquito, Josico, Samways, Socorro; Orlando y Sequeiros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 12 de enero de 2000