Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Chaves pone fin a la incertidumbre al fijar las elecciones autonómicas para el 12 de marzo

"Lo tengo absolutamente claro". El presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, despejó ayer lo que ya todo el mundo sabía: las elecciones andaluzas se celebrarán el próximo 12 de marzo, coincidiendo, casi con toda probabilidad, con las generales. El anuncio lo hizo en una entrevista concedida a la radio pública de la comunidad y pone fin al juego del ratón y al gato acerca de quién convocaba antes, si Aznar o Chaves. El socialista movió pieza el pasado 21 de diciembre al sugerir dos días (20 de febrero o 12 de marzo) para citar a los andaluces a las urnas. Las próximas serán sus cuartas elecciones como candidato del PSOE de Andalucía, comunidad en la que siempre han ganado los socialistas.

El 12 de marzo es también la fecha que elegirá el presidente del Gobierno, José María Aznar, para convocar las elecciones legislativas, según aseguró ayer el portavoz Josep Piqué. El diálogo entre los dos presidentes sobre la cita electoral ha sido inexistente y la vía utilizada para cruzarse mensajes han sido los medios de comunicación. De hecho, 20 minutos antes de que Piqué sugiriera a finales de diciembre la fecha del 12 de marzo, Chaves recibió una llamada del secretario general del PP, Javier Arenas, anticipándole lo que iba a decir. Esa ha sido toda la negociación.Chaves evitó una comparecencia pública para dar la fecha electoral, como sí hizo en dos ocasiones anteriores para no decirla: la primera vez, el 20 de abril del pasado año, cuando, ante la propuesta de su partido para que las convocara junto las municipales, decidió esperar. La segunda, el pasado 23 de diciembre, cuando lanzó las dos fechas. Finalmente, ayer prefirió los micrófonos de Canal Sur Radio.

La decisión del presidente no causó sorpresa a nadie. Desde hace semanas, los calendarios en el Gobierno y en el PSOE tienen un círculo rojo en la fecha del lunes 17 de enero, día en el que Chaves firmará el decreto de disolución del Parlamento y la convocatoria electoral. De hecho, poco después de anunciar su decisión, mantuvo una reunión en el palacio de San Telmo con el vicesecretario general del PSOE, José Asenjo, el secretario de Organización, Luis Pizarro, y el de Política Institucional y portavoz parlamentario, José Caballos (quien convocó una conferencia de prensa en la sede institucional y la dio en la acera de una calle cercana), el consejero de la Presidencia, Gaspar Zarrías, y el viceconsejero, Alfredo Pérez Cano, para acordar la agenda y actividades del presidente en la precampaña electoral, así como las líneas estratégicas de este partido. Los socialistas, que ya han cerrado el debate interno sobre sus candidaturas al Parlamento, Congreso y Senado, celebrarán su primer acto preelectoral con los 109 integrantes de las listas andaluzas el sábado en Sevilla, el mismo día en que Aznar dará un mitin en Jaén.

Para Chaves, estas serán sus cuartas elecciones como candidato del PSOE a la presidencia de la Junta de Andalucía y las previsiones que indican los sondeos le son favorables. El jefe del Gobierno andaluz dijo ayer que aspira "a lo máximo", eludiendo verbalizar la expresión mayoría absoluta, palabras que no entran en el vocabulario que, hoy por hoy, manejan los socialistas andaluces para no crear expectativas que, de no cumplirse, provoquen frustración y sensación de pérdida. Todas las encuestas recientes publicadas, sin embargo, vaticinan un nuevo triunfo del PSOE, un mantenimiento del PP, bajada de Izquierda Unida y leve crecimiento del Partido Andalucista. La distribución de los últimos escaños en cada una de las ocho provincias (los restos) serán determinantes para el PSOE, partido que de repetir los mismos resultados que los obtenidos en las elecciones europeas (43,3% de los votos) se quedaría a un escaño de obtener la mayoría absoluta en el Parlamento andaluz (54 de un total de 109).

Chaves aprovechará la visita de dos días que inicia hoy a Bruselas para su primer acto de precampaña, según fuentes socialistas. El presidente andaluz tiene previsto entrevistarse con los comisarios de Política Regional, el francés Michel Barnier, y de Asuntos Económicos, el español Pedro Solbes, para "luchar por todos los medios políticos, legales y jurídicos" a su alcance para que la comunidad no pierda "una sola peseta" en el próximo marco de apoyo comunitario 2000-2006.

Hasta el mismo día de la celebración de las elecciones que no entrará en funciones, el Ejecutivo andaluz seguirá a "pleno rendimiento", aseguró un miembro del Gobierno, lo que quiere decir que habrá reuniones del Consejo de carácter decisorio. En este sentido, no se descarta que en los próximos días se adopte una medida de gran calado económico.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 12 de enero de 2000

Más información

  • El presidente se reúne con los máximos dirigentes del PSOE para trazar la estrategia del partido