Los reformistas iraníes bloquean una ley electoral que perjudica a Jatamí

Los diputados reformistas del Parlamento iraní abandonaron ayer el hemiciclo para evitar el voto de una ley que favorecería a los conservadores en las cruciales elecciones legislativas del próximo febrero, según informaron los medios de comunicación estatales. La ley pretende eliminar las segundas vueltas y dar la entrada directa a los candidatos más votados de cada distrito. Tal eventualidad se percibe como ventajosa para el bloque conservador, que cuenta con menos candidatos y tiene un electorado más compacto.

"Desgraciadamente, el Parlamento ha perdido su quórum debido a la acción de algunos caballeros", manifestó el presidente de la Cámara, Alí Akbar Nateq-Nurí, tras la salida de la minoría reformista ante el intento conservador de forzar el voto de la ley. Los reformistas próximos al presidente Mohamed Jatamí corren el riesgo de dividir sus votos entre la multitud de candidatos con los que cuentan. Sin embargo, este bloque podría unificar fuerzas en las segundas vueltas concentrando el voto tras los candidatos más votados.De acuerdo con la actual ley, un candidato necesita obtener al menos un tercio de los votos para ser elegido en la primera vuelta. Los aspirantes más votados que no alcanzan ese umbral acuden a una segunda vuelta para atribuirse los escaños pendientes.

Los reformistas, actualmente minoritarios en la Cámara, confían en poder utilizar la popularidad de Jatamí para acabar con el control conservador en la cita con las urnas del 18 de febrero.

En la sesión de ayer, transmitida en directo por la radio estatal, los reformistas manifestaron que la ley no se podía debatir porque ya había sido rechazada por el Parlamento recientemente y, según las normas de la Cámara, no puede volver a presentarse de forma inmediata.

Nateq-Nurí, un destacado conservador, dijo que había ordenado la publicación de los nombres de los diputados que abandonaron el hemiciclo y convocó una nueva sesión hoy para continuar el debate.

Mientras tanto, en la calle se intensifica la lucha de ambos campos por hacerse con el voto de los iraníes para los comicios del próximo mes. Ayer llegó a los quioscos un nuevo periódico reformista, editado por un hermano del propio presidente iraní. En el editorial de ayer del nuevo Mosharekat (Participación), Mohamed Reza Jatamí expresa su deseo de ampliar "la participación legal y libre en todas las áreas de todos los ciudadanos".

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

El diario está próximo al Frente de Participación Islámica de Irán, partido reformista que respalda a Jatamí. Parte del equipo redaccional de Mosharekat proviene del cerrado Salam, el destacado periódico reformista cuyo cierre por los tribunales desató las manifestaciones estudiantiles del pasado verano. Varios rotativos reformistas fueron cerrados durante 1999, pero otros han ocupado su lugar gracias a la simplificación de las licencias introducida por Jatamí.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción