Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PNV concede al PSOE "un papel importantísimo" en el proceso de paz

El PNV ha dado un importante giro a sus relaciones con el PSOE y el PP. El portavoz del PNV en el Congreso, Iñaki Anasagasti, no sólo confirmó ayer que próximamente se celebrará un encuentro entre el máximo líder de su partido, Xabier Arzalluz, con el del PSOE, Joaquín Almunia, sino que concede a los socialistas un "papel importantísimo en el proceso de paz en el País Vasco". Por el contrario, estima que el presidente del Gobierno, José María Aznar, "está rompiendo toda relación humana" y se está aislando de todos los partidos.Anasagasti manifestó ayer a este diario que la reunión entre Arzalluz y Almunia, que se celebrará de forma discreta, se viene preparando desde hace más de un mes y pretende acercar posiciones en el proceso de paz. "Tanto los socialistas como nosotros queremos lograr que la tregua de ETA pase de indefinida a definitiva y ahí tenemos un importante campo de acuerdo", dijo el portavoz peneuvista en el Congreso.

El PNV, que ha sido socio parlamentario del Gobierno de Aznar esta legislatura, inició su alejamiento del Ejecutivo cuando en marzo de 1998, seis meses antes de la declaración de tregua indefinida de ETA, el jefe del Ejecutivo rechazó el plan Ardanza de pacificación, propiciado por el exlehendakari. En las conversaciones preparatorias de la reunión que celebrarán Almunia y Arzalluz, los nacionalistas han manifestado esta impresión a los socialistas y les han recordado que mantuvieron una actitud más receptiva ante el plan Ardanza que la del Gobierno del PP, lo que, a juicio de los nacionalistas, marca un punto de encuentro entre ambos.

"Cerrazón"

El portavoz del PNV en el Congreso señaló ayer que la reunión con los socialistas llega en "un buen momento" porque el Ejecutivo del PP tiene "absolutamente cerradas" las vías del diálogo con los peneuvistas, una apreciación en la que coincidió con el lehendakari, Juan José Ibarretxe, que ayer acusó a Aznar de estar "refugiado en un inmovilismo ciego" en lo que afecta al proceso de paz. Anasagasti cree que la "cerrazón" del Gobierno del PP es "generalizada" porque Aznar tampoco recibe a los presidentes autonómicos socialistas. "Aznar no sólo está rompiendo las relaciones políticas. Está rompiendo toda relación humana. Vivimos un momento muy complicado en Euskadi y el Gobierno se equivoca mucho y continuamente. Aznar está adquiriendo la manía de todos los presidentes del Gobierno de dedicarse a la política exterior". El PNV confía en el apoyo del PSOE para "engrasar las relaciones con el Gobierno" en un tema crucial, como es de los presos de ETA.

Los socialistas, por su parte, han expresado al PNV que no comparten su dependencia de Euskal Herritarrok (EH), las siglas electorales de Herri Batasuna, en el proceso de paz ni los compromisos suscritos por los nacionalistas en el Pacto de Estella -la territorialidad y el ámbito vasco de decisión-. Pero reconocen, a su vez, el esfuerzo del partido de Xabier Arzalluz por lograr la paz en el País Vasco. Esa es la opinión del secretario de Política Autonómica del PSOE, Ramón Jáuregui.

El dirigente socialista critica también la "esquizofrenia política" del PP y PNV, lo que, a su juicio, tiene su reflejo en el proceso de paz. "En el País Vasco están absolutamente enfrentados, lo que tiene su rentabilidad electoral, sobre todo para el PP, mientras se resiente el proceso de paz por la ausencia de diálogo. Y, sin embargo, en el Parlamento nacional el PNV colabora con el Gobierno y le da su apoyo en los Presupuestos y en asuntos oscuros como el de Telefónica", indica Jáuregui.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 11 de noviembre de 1999